Conoce Findiur, legaltech que agiliza la búsqueda de información, crea escritos con tus propios documentos y automatiza procesos con la IA jurídica

Findiur es una startup legaltech con muchas ganas de entrar en el mercado. Están hiperactivos en redes… y en medios: ya se ha hablado de ellos en Confilegal, ABC y El Confidencial. Nos recuerdan un poco al toro antes de salir al ruedo a través de la puerta de chiqueros, quizás porque Findiur nace en Extremadura en la inquieta mente de una jurista rabiosamente joven con sus 24 años, Vyctorya Beatriz Lima, entonces trabajando en un pequeño despacho de Cáceres. Vyctorya se fue a Valencia a buscar talento tecnológico y lo encontró en su actual socio y CTO en Findiur, Josep Chulvi, de 32 años. Findiur se define en Linkedin como una herramienta que agiliza la búsqueda de información, crea escritos con tus propios documentos y automatiza procesos con la IA jurídica. ¿Funcionalidades? Según reza su web, «puedes encontrar información que tu competencia ni imagina, en menor tiempo y plantear una estrategia ganadora con la IA jurídica». Un proyecto ambicioso, muy orientado a los datos y que cabalga en la cresta de la ola creada por el hype de la inteligencia artificial. Vyctorya y Josep nos contaron cosas muy interesantes sobre su proyecto, y de aceleradoras, y de inversores, startups, ¡y de big data judicial y CENDOJ! Les seguiremos muy de cerca.

Vyctorya, Josep, habladnos de Findiur. Describidme vuestro proyecto de forma breve, en modo elevator pitch, tanto sus objetivos y funcionalidades como la tecnología subyacente que emplea.

Vyctorya: Findiur ayuda a los profesionales del sector jurídico a ser más eficientes en su trabajo a través de la IA. Nuestras funcionalidades se centran principalmente en tres áreas, búsqueda de información jurídica (con una respuesta de asistente y acceso a la fuente), automatización de procesos y generación de escritos personalizados.

Josep. Utilizamos la IA para agilizar el trabajo en el campo jurídico. En forma de buscadores de documentación, automatización de procesos, generación de escritos y utilidades varias, intentamos recortar tiempos a los profesionales del sector.

Leí recientemente que habéis creado una comunidad de unos 1.400 profesionales sin que el producto esté en el mercado. ¿Qué papel juegan estos contactos? ¿Algo parecido a betatester?

Vyctorya. Nuestra comunidad ha llegado a los 1.800 usuarios, abogados y asesores de más de 7 países (sin tener en cuenta que muchos de estos usuarios tienen despachos compuestos por 3 o más compañeros, y algunos grandes de hasta 200). Nos ayudan a conocer las necesidades que tienen y las mejoras sobre el producto cuando les demos acceso. Queremos darles una base sobre la que implementar mejoras y que realmente les sirva para su día a día.

Josep. En efecto, precisamos de profesionales que verifiquen la utilidad de nuestras herramientas y que proporcionen feedback para poder mejorar las funcionalidades.

En cualquier startup legaltech es imprescindible fortalecer tres pilares. Dos de ellos son el legal y el tecnológico (del tercero hablaremos luego). ¿Cómo funcionáis a nivel societario? ¿Los dos estáis metidos hasta las trancas en el proyecto?

Vyctorya. A nivel societario ambos tenemos el mismo compromiso con Findiur. Josep se encarga de la parte tecnológica y de producto, mientras que yo me encargo de negocio y marketing. 

Josep. Además, Vyctorya se encarga de la parte legal y visibilidad, y cualquier necesidad fuera de lo mencionado lo abordamos en conjunto. Ambos dedicamos la mayor parte del día a sacar esto adelante.

Tengo mucha curiosidad por saber cómo nació Findiur, cómo os conocisteis.

Josep. Vyctorya me contactó por Linkedin para comentarme la posibilidad de participar en un proyecto para el sector legal involucrado con IA. Ambos tenemos la cabeza enfocada en la idea del emprendimiento, por lo que no fue difícil empezar a trabajar.

Vyctorya. Findiur como idea nació hace 2 años. Al estar en despacho identifiqué la alta inversión de tiempo en buscar información jurídica. Sin embargo, en aquel entonces la tecnología no estaba tan desarrollada como para llevar esto a cabo. Hoy en día sí, y por ello, una vez decidida a emprender nuevamente, busqué un CTO que pudiera desarrollar la parte técnica. Efectivamente, como dice Josep, lo hice a través de Linkedin y después de varias entrevistas vi que él era el idóneo para el desarrollo.

Josep, ¿qué te cautivó de este proyecto ideado por Vyctorya?

Cualquier reto involucrado con inteligencia artificial tiene mi curiosidad. Además, el ámbito de aplicación me parecía oportuno e interesante. En cuanto a formar equipo, Vyctorya tiene todas aquellas cualidades de las que yo carezco para sacar un producto adelante, por lo que la sinergia fue positiva desde el comienzo.

Lo que nos cuentas, Josep, nos lleva a identificar el tercer pilar de una startup legaltech: la comunicación, la visión de negocio, la de rainmaker. Y Vyctorya lleva aquí el peso.

Así es. De nada sirve construir una herramienta útil si no la puedes hacer llegar hasta los que necesitan usarla, esos que te pueden dan la oportunidad de seguir mejorándola. En ese sentido, Vyctorya se encarga tanto de contactar con las personas adecuadas como del enfoque de negocio.

En todo caso, ¿veis una oportunidad en el hecho de que en el sector legal hay mucho por hacer?

Vyctorya. Considero que en España el apartado tecnológico en el sector jurídico es un gigante que ha estado creciendo poco a poco pero sin un golpe en la mesa. La IA va a suponer una verdadera revolución, tanto para las empresas como para los despachos.  Como lo fueron en su día las bases de datos. Actualmente, el mundo legal es muy competitivo; por ello, los que antes se adapten y utilicen la tecnología a su favor serán los que puedan sobresalir.

Josep. Tenemos por seguro que hay mucho tiempo dedicado a tareas repetitivas que pueden ser agilizadas gracias a la tecnología. Las herramientas de apoyo son inevitables para trabajos que involucren tanta documentación y este sector se verá ampliamente beneficiado. Incluso muchos profesionales no tienen el conocimiento técnico para saber que muchos de los trabajos que realizan son automatizables (siempre en calidad de apoyo).

Findiur trabaja con datos internos del despacho o asesoría jurídica, y también con datos externos. Pero en este último caso tenéis un serio hándicap: el big data judicial en España. Adquirir resoluciones judiciales al CENDOJ es inasumible para una startup, y la IA no tiene sentido sin una gran cantidad de datos. ¿Cómo vais a afrontar esta situación?

Vyctorya. Es una situación compleja ya que, como bien dices, es inasumible pagar 1.5€ por sentencia. La solución será, por ahora, centrarnos en México, donde su big data judicial y normativa es gratuita. Y, por otro lado, esperar a la ronda de inversión.

Josep. Efectivamente, España no lo pone nunca fácil, esa no iba a ser la excepción. Tenemos que centrarnos en abordar jurisprudencia en países extranjeros hasta que podamos entrar de lleno en la española. Una gran cantidad de datos es necesaria para cierto enfoque de la IA y dependiendo de la tarea que quieras resolver. Por su parte, el buscador necesita de un amplio repertorio de datos para entregar información precisa; sin embargo, tareas de automatización y muchas otras funcionalidades de la IA no hacen uso de grandes cantidades de datos.

? Iñaki Vicuña, exdirector del CENDOJ: «El open data en la jurisprudencia del CENDOJ es factible, pero siempre respetando principios como la protección de datos»

Vyctorya, ¿cuál es vuestra relación a nivel de alianzas, integraciones e inversores? Antes dinos cuál fue tu experiencia en Lanzadera.

Al estar trabajando en una empresa en Lanzadera, conocí de cerca el trabajo diario de los emprendedores, algo que me ha enriquecido antes de dar el paso de emprender. Aprendes que ganar solo es difícil y que el apoyo en el ecosistema es fundamental. En Findiur trabajamos alianzas con otros productos digitales del sector jurídico para poder integrarnos y dar una solución completa a los profesionales.

En cuanto a inversores, estamos en un momento de dificultad de acceso a capital de inversión, aunque el tipo de startup que somos nos ha ayudado a recibir varios síes. Ya tenemos una parte de la ronda comprometida, tanto con VC como con business angels. Aunque queremos esperar a recibir el feedback de los usuarios y generar tracción con el producto.

Josep, en Valencia se está creando un ecosistema emprendedor muy interesante, que se refleja por supuesto en el sector legal. ¿Percibes también cómo está de efervescente el entorno startupero en tu tierra?

Por supuesto que sí. Gracias al apoyo de incubadoras como Lanzadera, se respira en el ambiente unas ciertas ganas de intentar sacar algo nuevo adelante. Muchos estudiantes de diversas materias con los que me he podido reunir estos años, consideran seriamente levantar sus propias ideas.

Cuando estáis en una demo day, ante un inversor o cualquier otro escenario similar, ¿cómo os repartís los papeles? Porque habrá preguntas para los dos, seguro…

Josep. Vyctorya se encarga de todo aquello que tenga que ver con la planificación de negocio del proyecto, y dejar clara la necesidad del profesional. Por mi parte, intento hacer ver de forma amena el valor que tenemos en el manejo de las nuevas tecnologías y porqué estas pueden ayudar al sector.

Vyctorya. Siempre depende del inversor. Si el inversor es más técnico entonces Josep es quién se encarga de solucionar las dudas que puedan surgir de lo que hayan revisado en el deck. Por el contrario, si el inversor está más orientado a negocio, entonces soy yo la que me centro en responder. Aunque lo habitual es que haya un mix y que ambos contestemos en función de las preguntas. Somos proactivos en las reuniones y ambos interactuamos con los inversores.

Sigamos hablando de pasta, ¿cuáles son las líneas maestras de vuestro modelo de negocio? Es decir, ¿cómo monetiza Findiur?

Vyctorya. Nuestro modelo de negocio es de suscripción mixta, por un lado, se paga una suscripción para acceder de forma mensual a la herramienta al completo y, por otro lado, se realizan micropagos para poder hacer más preguntas a la parte generadora de respuestas y de escritos.

Vuestro proyecto es realmente ambicioso, quiere tocar muchas áreas. ¿Estás preparados para daros un batacazo? ¿Contempláis la posibilidad de pivotar de algún modo para adaptaros a lo que os pide el mercado?

Josep. Por suerte, ambos hemos pasado ya por el proceso emprender con un proyecto propio, por lo que somos conscientes de la parte dura. Por eso, es prioritario para nosotros que los profesionales prueben nuestra herramienta y mantener contacto directo con ellos, para saber a ciencia cierta cuáles son sus necesidades principales e ir orientando nuestras herramientas. Y por supuesto, estamos abiertos a poner una solución allá donde haya un problema abordable.

Vyctorya. En la línea de lo que dice Josep, el emprendedor que no conciba fracasar, en un 99% es porque no ha vivido el ecosistema. Lo principal es no enamorarse de la idea y sí volverse loco por hablar con tus usuarios y dar solución a lo que necesitan. Así, el producto será lo que realmente quieren y no lo que a ti te gustaría que fuera. Es difícil decir no a uno mismo, pero escuchar es muy importante cuando empiezas a emprender, aunque eso signifique replantearte cada día lo que haces: por eso estar en un startup es difícil es un mundo muy cambiante. Debemos tener clara nuestra misión: que los abogados sean más eficientes, y a partir de ahí, hacer todo lo posible para que puedan conseguirlo. Si tenemos que pivotar lo haremos, si eso significa que vamos a cumplir con nuestra misión.

Decíamos antes que el big data judicial es inasumible para una startup. ¿Valoráis la opción de poner el foco en una especialidad del derecho en lo que respecta a vuestra herramienta de investigación legal? Otro ejemplo sería centrar el tiro en las resoluciones de primera instancia, el gran déficit del CENDOJ y, en consecuencia, de las bases de datos jurídicas.

Vyctorya. Estamos estudiando las diferentes opciones para solucionar esta cuestión. Es un reto que aún no hemos conseguido solucionar, pero que sin duda podremos llevarlo adelante. Ya sea comprando las sentencias o con algunas nuevas implementaciones que nos ayudarían con eso.

Josep. Separando de nuevo los pilares de Findiur, en el camino del buscador / asistente aún tenemos mucho que trabajar para poder conectar nuestra herramienta a la máxima documentación posible, siendo el reto la jurisprudencia. Por otro lado, ofrecemos automatizaciones más específicas para ciertas especialidades del sector.

¿Por qué un profesional jurídico debe contratar Findiur si puede emplear ChatGPT?

Vyctorya. ChatGPT es una herramienta increíble, pero necesita algo más para los profesionales del sector. Nosotros aportamos una base de datos jurídica, actualizada a diario y con fácil comprobación de las respuestas que da la IA. Las fuentes están desglosadas y tenemos un botón directo al BOE por cada fuente. Además, también permitimos que puedan utilizar su propio corpus legal con la potencia de nuestra IA. Y eso posibilita agilidad para encontrar sus propios archivos, la generación de escritos con su forma de escribir y muchos más detalles que hacen que sea una herramienta profesional y específica para el sector.

Josep. Esta es la verdadera cuestión. Hay que dejar claro que los modelos como ChatGPT entregan información que no es confiable. El chat intenta dar una respuesta que suene correcta a primera vista, ya que ese es su cometido principal, aunque tenga que inventar información. Vemos muchas herramientas que son una interfaz conectada por detrás a ChatGPT, lo cual es poco responsable (incluso conectándola a información actual de internet) y de una falta de entendimiento enorme de lo que se está haciendo. Desde Findiur, tenemos experiencia en el campo de la IA y sabemos cómo usar estas nuevas funciones con sentido. Nosotros no dejamos que el modelo entregue ningún tipo de información propia; al contrario, nosotros tenemos el control de una base de datos actualizada al día y usamos la capacidad de expresión de estos chats para sintetizar una respuesta amable con la información entregada por nosotros. También nos encargamos de realizar una búsqueda compleja entre la normativa para tu caso específico, y así brindar la información correcta. Es por esto que no somos un ChatGPT como cualquier otro, sino que hacemos uso de estos modelos, junto a otros sistemas propios,  para aportar soluciones que tienen un sentido, sin prometer resultados imposibles a día de hoy e incitando siempre a contrastar con la documentación que ofrecemos en cada búsqueda. Estamos preparados para navegar en paralelo con el estado del arte tecnológico para adoptar la nueva tecnología de forma responsable.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Un comentario en «Conoce Findiur, legaltech que agiliza la búsqueda de información, crea escritos con tus propios documentos y automatiza procesos con la IA jurídica»

  • el 6 febrero, 2024 a las 19:02
    Enlace permanente

    Nos parece una brillante idea este proyecto y es que con asuntos, por ejemplo, de Ley de la Segunda Oportunidad o solicitudes de prórrogas de estancia tras una ejecución hipotecaria que tan acostumbrados estamos a gestionar desde nuestra Asociación, una herramienta como esta sería ideal para poder obtener de una sola vez toda la documentación sin que el asociado pierda tiempo y con el formato y calidad adecuado.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *