Lucius gana el Globaltech Venture Day

El ecosistema legaltech sigue dando de qué hablar. Esta vez nos ofrece un nombre propio, Lucius, la startup ganadora del  “Global Legaltech Venture Day”  organizado por el IE Law School y que ofrece una herramienta tecnológica legal de reportes de auditoría en procesos de compliance, corporativos, de fusiones y adquisiciones y de recursos humanos en México.

Aquí podéis leer la nota de prensa, por eso de no repetirnos. Está en inglés, eso sí. Nosotros os queríamos contar algo diferente. De entrada, presentaros a los otros dos finalistas, EasyLaw (registro de tierras) y Esquify (plataforma de e-discovery) y deciros que la presentación de June Low estuvo cercana a lo impecable. Debajo de esta entrada os dejamos unas capturas del pitch que hizo cada uno y os invitamos a conocer sus proyectos.

Yo me quedo con tres frases, cada una de uno de los panelistas:

Lo que nos dijo el panel sobre el futuro de la industria legal

Muchas cosas. El formato fue el de entrevista a tres bandas. Las preguntas estuvieron a cargo de Joaquín Muñoz (Head of IT&IP Law at ONTIER) y las respuestas las dieron Eva Bruch (social en AlterWork, innovadora legal), Jorge Morell (experto en legaltech, legaltechies) y Alejandro Touriño (abogado IT y socio director en Écija).

«Sólo un 5% de estas las tareas y procesos de las firmas están siendo tratadas por las startups de legaltech»

Eva Bruch

La elección de las empresas de tecnología legal dependen mucho en realidad del modelo de negocio. Por ejemplo, sólo tiene sentido para algunas firmas incorporar inteligencia artificial. Muchas sólo necesitan algunas tecnologías. Un paso previo a todo es evaluar qué tipo de tecnología legal puede necesitar la firma, teniendo en cuenta otras circunstancias, como que es complicado estar al día de todas las novedades.

El mercado legal va a experimentar un cambio masivo, que tiene que ver con la tecnología. No tiene sentido dedicar una hora a analizar un documento si puedes automatizar esta tarea. Así, quien no se adapte al cambio puede quedar fuera. No se trata de cambiar todo absolutamente, sino sólo de incorporar las herramientas tecnológicas necesarias.

También se abren oportunidades enormes en este nuevo mercado. Hay muchas tareas y procesos que pueden ser automatizados. Sólo un 5% de estas tareas están siendo tratadas por las startups de legaltech. Queda mucho por crecer y mucho hueco de mercado.

Jorge Morell

El concepto legaltech puede entenderse en una doble vertiente. De un lado es la tecnología que ayuda a un abogado a ser más eficiente con sus procesos, tiempos, etc., pero también es de cara al usuario una manera de resolver sus asuntos legales. Hay empresas que está empleando la tecnología para ofrecer mejores o nuevos servicios.

En cualquier caso no necesitamos necesariamente lo último en, por ejemplo, blockchain, para mejorar.

Un abogado necesita saber de leyes, de tecnología, de procesos y de márketing. Es necesario especializarse y pensar dónde te ves en cinco años. 

«En España ahora hay más legal que tech»

«Habrá un momento en que no haya abogados especializados en IT, sino que todos sepan de tecnología»

Alejandro Touriño

La tecnología es una herramienta y no un puesto de trabajo, ha de usarse en términos de eficacia pero también de calidad. La tecnología es sólo un paso más en la innovación y ésta puede venir de muchas maneras. 

Una firma de abogados no deja de ser una empresa y como tal puedes aplicar todas las técnicas de gestión, de innovación, etc. para mejorarla.

Implementar la tecnología no es fácil nunca. Has de saber primero qué tecnología necesita tu firma. A veces, es más necesario un cambio en la cultura empresarial que en la tecnología. Sucede que cuanto más grande sea la firma, más difícil es convencer a los decisores de realizar un cambio. Un buen consejo entonces es “empieza por lo pequeño”.

Si comparas las diez firmas más top, están empleando “vieja” tecnología en muchos procesos. Hay muchas firmas buscando tecnología que puedan ayudarles. 

Presentaciones de Lucius, Esquify y EasyLaw

Etiquetas: , , , , , ,
Amanda Guglieri

Amanda Guglieri

Ahora lo llaman growth hacker. Creo en la transversalidad: escribo código y relatos. Siento tanta belleza en una ecuación como en la buena literatura (Arturo Barea, Sarah Waters y Amelie Nothomb). Si me quieres encontrar, ve al cruce de caminos de producto, negocio, desarrollo técnico, diseño y contenidos, los cinco monstruos que tiran de mí en sus cinco direcciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *