¿Qué debe pasar en 2022 para que aparezca el primer unicornio legaltech en España?

Mucho tiempo llevamos hablando de distintas startups legaltech que se van a comer el mercado, pero hasta la fecha hay startups muy prometedoras que crecen a un gran ritmo, pero no parece que vaya a llegar el unicornio legaltech en España.

En mi opinión, para crear el unicornio legaltech debemos centrarnos en tres puntos.

En primer lugar, ofrecer un servicio que realmente ayude a todos los profesionales del sector, que no sea un sustituto de los propios profesionales o que estos profesionales lo vean como una amenaza.

Es un sector que tradicionalmente no destaca por su digitalización y, en ciertos casos, genera un rechazo para el propio profesional: si antes tardaban una hora en hacer un trabajo, quizá con una herramienta automatizada pueden tardar cinco minutos. ¿Cuál es el problema? El miedo a que el cliente lo valore como un trabajo de cinco minutos y no valore la experiencia que hay detrás.

La herramienta debe poder transmitir el valor que te aporta el profesional. Debemos dejar de pensar en beneficiar primero a la herramienta y debemos siempre poner por delante al profesional.

Ahora mismo aparecen muchas empresas que ayudan al público B2C a solucionar muchos de sus problemas legales, pero la tranquilidad que genera la experiencia de un abogado va a ser muy difícil de superar. ¿Estamos seguros de que el consumidor tiene la seguridad al 100% de que eso que está haciendo con una herramienta le cubre de cualquier problema legal en un futuro? El consumidor final siempre tendrá la duda de equivocarse y preferirá dejarlo todo en manos de un profesional que le permitirá estar seguro de que no tendrá problemas en el futuro.

Si detrás de la herramienta das el soporte de un profesional con experiencia, el consumidor final tendrá mucha más seguridad.

Otro punto: ofrecer tecnología real. Ciertos problemas que me he encontrado en el sector es que, a simple vista, parece que estés contratando una herramienta poderosa, pero después hay mucho trabajo manual detrás (que el usuario no percibe). ¿Podemos triunfar como herramienta tecnológica si la propia empresa no es una empresa tecnológica? Una empresa tecnológica no es una empresa que tiene un software o una plataforma para el usuario, sino que debe crearse y basar todo su crecimiento y estrategia en la tecnología como pilar más importante. Pensar en cómo la tecnología hará crecer y escalar su negocio para satisfacer a sus clientes por delante de las ventas.

Por último, y creo que es lo más complicado, para que esto suceda debe haber una herramienta transversal que toque distintas áreas del sector, ya sea gestión de contratos, firmas electrónicas, protección de datos, consultoría, ciberseguridad… entre otras. ¿Qué es más cómodo para el usuario, utilizar un gran número de herramientas o centrar todo en una única herramienta o profesional? Se necesita generar una herramienta all in one para el sector que sea la referencia tanto para el profesional como para el consumidor.

Me gustaría acabar con una pregunta que en Digital Hamster hacemos a distintas empresas del sector. Antes de generar tu producto y estrategia de marketing-ventas, ¿has puesto al usuario en el centro y has ido a averiguar en profundidad qué problemas y necesidades tienen?

Creo que, como siempre, debemos poner al usuario en el centro (tanto B2B como B2C) y satisfacer las necesidades que este tiene, aunque quizá aún no sepa que las tiene. La parte de research y hacer las cosas centradas en tu usuario es una asignatura pendiente de muchos B2B. En Digital Hamster hemos visto cómo negocios que han aplicado UX en sus productos B2B han crecido la frecuencia de uso de la herramienta   y reducido el tiempo de onboarding, así como el churn rate por falta de uso.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.