«Personas, procesos y tecnología son los tres pilares fundamentales en Atlante»

Reciente se celebró el Congreso CMS de Recuperación Judicial, un evento cuyo objetivo era conocer la actualidad regulatoria, las mejores prácticas, procesos y retos a afrontar en el sector financiero desde la perspectiva de la recuperación judicial, la gestión concursal y Legal Tech. Y por ello quisimos hablar allí con Isidro Martín de Nicolás, Ingeniero de Montes por la Universidad Politécnica de Madrid, MBA por IEDE Business School de Madrid y Socio Fundador de Atlante, compañía que forma parte del Global Legaltech Hub y que ha sido nominada por Expansión como mejor startup legaltech de España.

Isidro Martín de Nicolás, Socio Fundador de Atlante

Isidro, ¿legaltech encuentra en el sector de la recuperación judicial un escenario ideal para ser aplicada?

La recuperación judicial va muy de la mano del Legaltech. En los últimos años, estamos viendo que para mejorar la eficiencia y la eficacia en la recuperación judicial es fundamental el Legaltech. En Atlante somos pioneros en este ámbito y, de hecho, nuestra penetración en el sector es gracias a la tecnología con la que contamos. La mayoría de nuestros clientes se apoyan en ella para poder optimizar tanto su recuperación como sus tiempos de recobro. Está absolutamente ligado.

La tecnología que aplicáis, ¿os ayuda a captar y fidelizar clientes? ¿El cliente final valora lo que aporta vuestra tecnología?

La tecnología es parte esencial para nuestros clientes. El proceso tecnológico que abanderamos en Atlante tiene tres pilares fundamentales: uno es el personal, otro es la propia tecnología y el tercero es la formación de las personas que tienen que aprender a manejar esa tecnología.

En Atlante, tratamos de que la experiencia sea totalmente transparente. De cara hacia fuera, parece que la tecnología funcione únicamente dándole a un botón, pero lo cierto es que la tecnología suma cuando se apoya en la comunión perfecta entre persona y máquina.

Lleváis un par de años invirtiendo muchos recursos en comunicación para vincularos al ecosistema legaltech y a la innovación. Muchas empresas pueden hacer eso como una acción de marketing, pero en vuestro caso hay que decir que estáis nominados por Expansión como mejor startup legaltech de España.

Así es, estamos tremendamente ilusionados con la nominación de los premios de Expansión Jurídico. Hemos hecho un gran esfuerzo en inversión y en gestión de procesos para optimizar los resultados, y esto se ha visto reconocido con esta nominación.

En particular, la nominación ha querido premiar a las firmas que destacan por el diseño y creación de innovadores servicios jurídicos. Para nosotros esto es solo un reflejo del gran trabajo que hay tras años de innovación y apuesta continua por la digitalización en el sector legal. Sabremos si somos la candidatura ganadora el próximo 22 de junio.

¿Por qué creéis que estáis nominados? ¿Por la estrategia general que habéis diseñado o por las dos herramientas, Lyra y Legal Insights, que analizamos en nuestra Guía Legaltech?

Creo que es algo mixto. Nos basamos en crear soluciones que nos puedan ayudar, tanto a nosotros como a nuestros clientes. Cuando hablamos de compañía Legaltech, no nos referimos a que sólo aplicamos tecnología, sino que somos capaces de conocer con exactitud el tipo de tecnología que cada proceso necesita.

Hoy en día el termino Legaltech es muy amplio. Nosotros hemos invertido mucho en IA, especialmente Machine Learning y procesamiento de lenguaje natural. Somos disruptivos y queremos ayudar al sector de la recuperación judicial o a cualquier sector que necesite procedimientos masivos en el ámbito legal, y la realidad es que muchas cuestiones y procesos en la actualidad todavía necesitan la intervención humana. Nosotros no apostamos por tecnología o procesos, sino por tecnología y procesos. Personas, procesos y tecnología son los tres pilares fundamentales en Atlante.

¿Cuánto invierte Atlante en tecnología anualmente?

Podemos hablar aproximadamente de un 3-4% de reinversión en tecnología cada año, tanto en recursos internos como externos.

Transcurridos dos años desde su lanzamiento, ¿cuál está siendo el impacto de Lyra, tanto en vuestra organización como en vuestros clientes?

Lyra es una solución que desarrollamos para eficientar los procesos internos de Atlante. Identificamos los cuellos de botella como el de las notificaciones judiciales, entre otros, y decidimos, hace seis años, diseñar una solución para mejorar nuestros procesos y lograr costes más eficientes.

Fue toda una sorpresa la respuesta de nuestros clientes al comentarnos que la querían ellos. De este modo, Lyra se ha convertido en un conjunto de soluciones que eficientan muchos procesos necesarios tanto interno como para nuestros clientes, que les permite ser más eficientes en la gestión masiva de expedientes judiciales. Lo curioso, es que lo desarrollamos para nosotros de manera interna y no fue inicialmente un desarrollo para terceros.

¿Por qué tomasteis en su día la decisión de desarrollar una herramienta como Lyra a nivel interno, ad hoc, en lugar de confiar en un proveedor externo?

Desde el inicio decidimos afrontar este reto de gestión procesal como si fuera una cadena de producción. Dividimos todo el trabajo en etapas, como si se tratara de una cadena de Ford, y tanto mi socio como yo definimos cuáles eran los pasos en los que se producía un cuello de botella y decidimos aplicar soluciones tecnológicas donde se podían aplicar.  

Uno de esos cuellos estaba en la gestión de las notificaciones judiciales, ya que llevábamos muchísimos procedimientos, tanto internos como de terceros. A partir de ahí pensamos que teníamos que diseñar una herramienta que nos permitiera optimizar los procesos.   

Una vez que nuestros clientes nos dijeron si podríamos aplicar esta solución para sus empresas, fueron ellos quienes nos ayudaron a desarrollar la herramienta y a invertir en ella. Y es que nuestros clientes son muy exigentes.

Hoy en día, somos la principal compañía que ofrece servicios de gestión procesal, sobre todo en identificación, gestión y extracción de datos de notificaciones del Juzgado. Nosotros hacemos 18.000 notificaciones diarias. Un actor del sector nos definió recientemente como un unicornio, porque ofrecemos a nuestros clientes un 99’5% de fiabilidad.

¿Y a qué se debe esa diferencia en los porcentajes de precisión? Danos un ejemplo para entenderlo.

Combinar software y personas es la única manera que tenemos de garantizar esa fiabilidad. Te pongo un ejemplo: nosotros a un cliente le ahorramos un 50% del coste en mano de obra, porque gestionamos casi cuatro veces más notificaciones por persona gracias al software, a lo que se une ese 99’5% de precisión antes mencionado.

La disminución de la precisión y fiabilidad puede implicar dos cosas, o un riesgo de errores y problemas en los expedientes gestionados, o que se tengan que dedicar recurso para comprobar los resultados de la herramienta.

Personalmente me parece muy interesante cómo trabaja Legal Insights, a la que consideramos una solución predictiva que impacta sobre resoluciones y notificaciones judiciales. ¿Tenéis suficiente masa crítica documental para alimentar a Legal Insights? ¿Cuál ha sido la percepción de vuestros clientes?

Sí, llevamos siete años gestionando notificaciones judiciales a través de Lyra. Estoy hablando de una base de más 15 millones de líneas de datos sobre muchos procedimientos distintos; desde monitorios a cambiarios, pasando por hipotecarios. Y, además, identificamos el origen de la deuda: crédito personal, tarjeta revolving, etc.

Nosotros éramos conscientes de que teníamos una cantidad de documentos muy elevado y con una profundidad de datos muy potente. Por ello, gracias a Legal Insights somos capaces de analizar cuál es el comportamiento de cualquier procedimiento a nivel de Juzgado, de tipo de proceso y más de 20 hitos por cada tipo. También podemos ofrecer datos en tiempo real del comportamiento de los Juzgados, en función del tipo y origen de la deuda y del tipo de procedimiento. Esto es útil para que las grandes compañías, ya sean financieras, servicers o empresas que compran o gestionan deuda, sean capaces de optimizar su estrategia procesal. También podemos extraer qué plazo de admisión o de ejecución, e incluso podemos predecir cuánto van a cobrar en función del Juzgado.

Toda esta información que, hasta ahora, cuando se hace una operación de compraventa de una cartera, sólo podíamos estimar por nuestra experiencia anterior, ahora va a permitir, insisto, mejorar la estrategia procesal para optimizar los costes y maximizar los ingresos.

Esta posibilidad para nuestros clientes es fantástica. Pero, por otro lado, también es útil a modo de benchmarking, para, por ejemplo, saber cómo está comportándose una compañía respecto al mercado. O, si, por ejemplo, los procedimientos verbales tardan siete meses en Madrid, ¿por qué nosotros estamos tardando nueve o diez meses? Si la empresa tiene subcontratada la gestión judicial, ¿puede apretar a su proveedor con los plazos? De este modo, los compradores de deuda pueden optimizar su precio de venta o de compra.

¿Cuál es vuestra joya de la corona: Lyra o Legal Insights? Ya te adelanto que me ha parecido que has hablado con más pasión sobre Legal Insights.

Es la pasión por el hijo recién nacido. Lyra lleva muchos años con nosotros, ha ido desarrollándose y Legal Insights es una consecuencia de ello, ya que se alimenta de Lyra con las decenas de miles de notificaciones judiciales que gestiona. Hay cambios de tendencias dentro del sector judicial que Legal Insights detecta. Por su parte Lyra es un producto de maduración lenta, y Legal Insigths es nuestra gran apuesta actual, creemos que va a ser algo muy disruptivo.

¿Cómo ves a Atlante en tres años?

Creo que Atlante está destinada a ir más allá del sector del recobro, aunque todavía tenemos crecimiento ya que somos un referente, y, por otro lado, tenemos mucho que ofrecer en otros sectores. La tecnología de Atlante es muy susceptible de ser aplicada en otros sectores como el de los seguros, utilities, salud… Hoy en día Atlante es conocido y reconocido por su calidad, y me enorgullece decir que somos capaces de acceder a clientes y ganar concursos no siendo la opción más barata. Eso significa que el sector valora nuestra calidad. Lo cierto es que estamos en casi todos los clientes del sector recobro, y creo firmemente que debemos entrar en otros sectores por la cantidad demandas masivas que se generan, que creo que todavía es territorio virgen. 

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *