Leya, plataforma de IA generativa legal, anuncia una ronda de financiación de 10,5 millones de dólares

Nos cuentan desde Leya, herramienta de IA jurídica que tiene una alianza en España con Grupo Iberley, que crearon su plataforma para dar a los abogados las herramientas que merecen. Pues parece que ahora cuentan con el respaldo para continuar con esa misión, porque han levantado 10,5 millones de dólares en una ronda de financiación liderada por Benchmark junto con la participación de Hummingbird, SV Angel y Y-Combinator.

Como luego nos contará Ángel Gandoy, CEO de Grupo Iberley, Leya no ven a la IA como una simple herramienta para el flujo de trabajo de los abogados, sino como un compañero que trabajará a su lado de una manera confiable. Su sistema de IA se está encargando de funciones con poco valor, liberando a los abogados para que potencien lo verdaderamente importante de sus trabajos: estrategias de alto nivel, creatividad y resolución de problemas.

Los fundadores de Leya

Más concretamente, Leya accede directamente a los documentos y archivos, luego los combina con datos legales recogidos de más de 15 jurisdicciones, proporcionando siempre citas a nivel de oración y referencias al material subyacente en su salida. Tanto en revisiones de Due Diligence, conversaciones, como al editar o revisar documentos.

Para desarrollar esta IA confiable, eficiente y disruptiva, cuentan con ingenieros de los mejores laboratorios de investigación de IA junto a abogados expertos en tecnología de algunas de las firmas globales más prestigiosas. Esta mezcla única de talento les permite innovar, construir productos avanzados y priorizar las necesidades de sus usuarios. Ahora, con el respaldo de estos inversores, quieren escalar su equipo, profundizar en sus asociaciones y construir el futuro del trabajo legal.

Como decíamos anteriormente, esta ‘startup’ de IA generativa legal entró en el mercado español tras alcanzar un acuerdo con la editorial Iberley, según anunció en su día El Confidencial. Esta legaltech española ofrece información jurídica a través de su base de datos Iberley, software de gestión del despacho con Sudespacho.net y adquirió en su día la prestigiosa editorial Colex.

Según nos cuenta Ángel Gandoy, CEO de Grupo Iberley, que tienen con Leya «un contrato por dos años». Valora de esta startup que estuvo en el mismo programa que «aceleró Airbnb y Stripe». Además, «toda la plataforma está en Microsoft Azure», y no duda de que Leya seguirá creciendo por toda Europa con este tipo de acuerdos. El sentido de esta alianza es que Iberley «le da a la tecnología de Leya un contexto, con toda la normativa, jurisprudencia y documentación propia , como son los temas, casos prácticos, formularios… «. Ojo, y también los famosos Códigos Legislativos comentados de Colex.

Ángel coincide en la idea de Leya de que esta tecnología avanzada no está «para buscar documentación, para eso ya hay bases de datos. Aquí se trata de hacer tareas que ayuden a eliminar procesos que no aportan valor al abogado. Esto es el objetivo principal». Y enfatiza durante nuestra conversación en la necesidad de «saber trabajar los prompts, dar instrucciones muy claras y muy concretas» a la herramienta. También aplica sentido común y realismo cuando asegura que «la inteligencia artificial no me va a hacer sola las demandas. Lo primero que decimos al usuario es que no queremos generar falsas expectativas, porque luego se frustra». Por eso, y frente a cifras de ahorro de tiempo desorbitadas de ofrecen otras plataformas, compartr que «nosotros estamos consiguiendo ahorrar un 10 % del tiempo. Esto ya es una barbaridad ahora mismo, un 10 % del tiempo. Debemos abordar objetivos alcanzables en el primer momento».

En concreto, Ángel enumera algunas de las tareas que se pueden llevar a cabo con Leya:

  • Revisión de contratos
  • Análisis y comparación de contratos
  • Generación de documentos legales
  • Preparación de informes de cumplimiento
  • Análisis o conclusiones
  • Prepara preguntas y argumentos para litigios
  • Resúmenes de grandes normas
  • Traducción de documentos

También nos describe una serie de funcionalidades:

  • Identificas un contrato y lo arrastras (o puedes copiar pegar también). Una vez tienes el contrato, seleccionas el prompt (nos parece muy interesante que puedan recopilar los diferentes prompts en una especia de biblioteca) para que revise se contrato, identifique si hay normativa no vigente y lo devuelva en una tabla con las normas no vigentes. Le indicas después que lo resuma, y que lo haga como experto jurídico, o como una noticia en tono periodístico, o sintetizando aspectos jurídicos.
  • También puede subir dos contratos para compararlos y pedirle que te devuelve las diferencias entre ellos en una tabla.
  • Por otro lado, tienes la posibilidad de que revise un contrato y pedirle en qué aspectos se puede mejorar, y a partir de ahí, solicitarle una nueva versión con tus sugerencias (recuerda que están trabajando en un repositorio de conocimiento jurídico especializado como el de Iberley).

Y terminamos nuestra conversación destacando una idea importante: la concienciación necesaria para adoptar esta tecnología en las profesiones jurídicas, que desde Grupo Iberley trabajarán, por ejemplo, lanzando recurrentemente píldoras formativas.

Etiquetas: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *