La transformación digital de los despachos de abogados: captación y fidelización de clientes

Contenido ofrecido por Círculo Legal

(Imagen principal obtenida de la web https://tecnologiaparatuempresa.ituser.es/)

Nuestra sociedad ha experimentado, en los últimos años, una revolución digital sin precedentes que ha transformado la vida de los ciudadanos, empresas e incluso organismos públicos.

Sin embargo, los despachos de abogados siempre han sido tradicionalmente cautos a adaptarse frente los grandes cambios. Esta percepción no se presenta de forma casual, pues el sector legal y, en concreto, los despachos de abogados, han sustentado su actividad sobre la base de la confianza de sus clientes, el cara a cara, la formación y estudio de asuntos a través de manuales o bases de datos que permitían un desarrollo en el ejercicio de la profesión efectivo, pero en la actualidad poco eficiente atendiendo a la realidad de las leyes del mercado en el sector legal.

Sin duda alguna, este modelo tradicional de la abogacía, sustentado sobre la base de rigurosos procesos y alcance más personalista del profesional se está quedando obsoleto. Los clientes exigen un servicio con altos niveles de calidad, de atención constante, traslado de información directa y, sobre todo, rápido; algo que resulta difícil de conjugar con la forma habitual que se empleaba para llevar a cabo este tipo de asesoramiento.

Y es aquí donde juega un papel fundamental las nuevas tecnologías. Las herramientas digitales, bien utilizadas, pueden servir para aglutinar excelencia, rapidez y trato personalizado sin que ello suponga una inversión de tiempo desorbitada que se traduzca en una baja rentabilidad del negocio.

Existen en la actualidad medios digitales que permiten, por un lado, que el profesional se sirva de herramientas bien estructuradas, por ramas y asuntos del Derecho y, por otro lado, que los clientes accedan a lo que el despacho está realizando en defensa de sus intereses.

Pero, ahora bien, estas herramientas deben ser empleadas con rigor y con una metodología bien definida que todos los miembros organización cumplan escrupulosamente para que los medios digitales resulten eficaces.

A simple vista estas premisas no sugieren una complejidad ni onerosidad excesiva, pero resultan indispensables para el buen funcionamiento del despacho y, sobre todo, para que esa parametrización de procesos se vea refleje el orden, la cultura y el buen hacer del despacho.

Sentadas las cuestiones de organización interna, ahora conviene señalar que las nuevas tecnologías, en cuanto a su incidencia en la transformación digital de los despachos de abogados, no necesariamente se emplean únicamente de puertas hacia dentro. Esta cuestión permite agilizar procesos y optimizar la rentabilidad del equipo en pro de la prestación del servicio, pero, ¿Pueden ayudarnos las herramientas digitales a generar más negocio?

Las herramientas digitales, bien utilizadas, pueden servir para aglutinar excelencia, rapidez y trato personalizado sin que ello suponga una inversión de tiempo desorbitada que se traduzca en una baja rentabilidad del negocio.

Esta pregunta, aparentemente sencilla, resulta a mi parecer de difícil resolución. La realidad, en este momento, exige que los despachos de abogados se orienten al cambio que experimenta nuestra sociedad. Se ha dejado de lado la figura del “abogado de la familia” que asumía asuntos de carácter empresarial, penal, laboral, administrativo o de familia y, desde ya hace un tiempo los despachos tratan de especializarse en aquellas ramas del Derecho en las que se sienten cómodos por el conocimiento y desarrollo empleado a lo largo de su desarrollo profesional, o porque así lo exige su clientela.

En la actualidad resulta prácticamente impensable que un nuevo cliente entre por la puerta del despacho sin que no se haya realizado un trabajo de prospección comercial serio y un aprovechamiento de las herramientas digitales que permitan representar una imagen fresca, intuitiva y cercana al usuario; de tal forma que los despachos son ahora quienes van a buscar a los clientes.

Para tal fin, esto es, para el aprovechamiento de las herramientas digitales surgieron las denominadas “Legaltech”, un concepto que aúna por un lado la utilización de la tecnología para rentabilizar los procesos internos de cualquier organización legal y, por otro, permitir presentar los servicios de los despachos a potenciales clientes, pues estos no acuden de buenas a primeras al profesional; es más, utilizan generalmente plataformas online o aplicaciones digitales que enlazan la necesidad con el profesional.

Esta doble funcionalidad de las nuevas tecnologías, como en la generalidad de los sectores, exige que los despachos de abogados inviertan tiempo y dinero en reflejar una imagen fiel, competente y calificada de los servicios que presta, para que sea el usuario quien, en vista al perfil publicitado, escoja la opción que más se adapte a sus necesidades.



Antonio Pastor, socio y abogado de CL Barcelona.

En conclusión y, bajo mi modesta opinión, los despachos de abogados deben abordar inversiones sólidas y consistentes para la adaptación a las nuevas tecnologías, a los nuevos tiempos; tanto con carácter interno para optimizar los procesos y rentabilizar la llevanza de asuntos como para promocionar sus servicios. Eso sí, respetando siempre los niveles de calidad y excelencia sin que dinamiten el mercado.

Las nuevas tecnologías en el sector legal llegaron para quedarse, pero hay que servirse de ellas para utilizarlas bien.

Un comentario en «La transformación digital de los despachos de abogados: captación y fidelización de clientes»

  • el 8 noviembre, 2021 a las 13:54
    Enlace permanente

    Excelencia. Total.. Exitos en todos los proyectos. que vienen haciendo..
    Es lo que yo vengo haciendo desde hace tiempo para con mis colegas que no entienden tanto el uso de la tecnologia y temerosos al cambio. Realiozo Getion de Despachos a medidas para Abogados y otros
    me encanto este articulo.
    Atte
    Abog Daniel Zacarias
    Paraguay

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *