La Inteligencia Artificial Generativa y la sostenibilidad protagonizan el último informe de innovación y tendencias de Aranzadi LA LEY

Este pasado 5 de marzo, la Fundación Aranzadi LA LEY compartió en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), parte de la sexta edición de su Informe titulado ‘Innovación y Tendencias en el Sector Legal 2024’, con el patrocinio de Banco Santander. En su elaboración han participado 24 expertos del sector jurídico, aunque en la mesa redonda solo expusieron sus aportaciones al Informe Rosario Baquero, directora del Centro de Innovación Legal en Iberdrola; Francisco Perez Bes, socio de Derecho Digital en Ecix Tech, y Oscar Cortés, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, con gran trayectoria en cargos del sector público.

Cristina Sancho, presidenta de Aranzadi, destacó que 7 artículos de los 13 tratados en el Informe están centrados en IA Generativa. Eugenio Ribón, decano del ICAM, presentó el Informe juntó a Cristina, y coincidió en la importancia de la IA Generativa dentro del Informe y fuera de él: “no es una opción, es una necesidad”, dijo, refiriéndose a su relevante implantación en el sector jurídico. El decano resaltó la importancia de los informes de Aranzadi “para conocer los retos y la evolución del sector legal”, y dio paso a la mesa redonda.

Cristina Retana, directora de innovación y contenidos en Aranzadi, fue su moderadora. Los principales asuntos por los que preguntó a los ponentes sobre sus participaciones en el Informe fueron la asesoría jurídica sostenible, las transformaciones tecnológicas en sus empresas, el uso de IA para abogados, los riesgos de utilizar IA en las empresas de abogacía y el sector público, y casos de uso en ambos sectores.

Rosario Baquero destacó la propuesta ESG de Iberdrola en términos de asesoría sostenible. Dentro de “Enviromental” abordó los planes de reducción de papel y huella de carbón; dentro de “Social” habló de la emisión de probonos para la enseñanza, promovidos por su lema “el conocimiento nos hace menos vulnerables”; y dentro de “Governance”, habló de medidas softlaw y el traslado de los valores ESG a su cadena de valor. También incidió en el uso de IA Generativa en Iberdrola, todavía en una fase experimental y en entornos de control, y entrenada con información interna. Así evitan riesgos asociados al tratamiento de información externa en su entrenamiento.

En esta línea, Francisco Pérez Bes se adentró en el uso de IA Generativa para los abogados, y advirtió sobre el peligro de las alucinaciones, que pueden mermar la calidad de la información judicial y poner en tela de juicio el código deontológico de los abogados. Entre los riesgos asociados a esta situación, podemos encontrar la idea de que “la opinión de la máquina está más cualificada”, o de que las “referencias legislativas no son muy fiables”. Este último punto incide sobre la importancia de usar herramientas de IA con información interna, al uso de Iberdrola, o con información externa transparente y con conocimiento de cuál es su origen. Y, por supuesto, de extremar la precaución en todos los casos de uso. Cuando se trata del sector público, puede que incluso más.

Precisamente, Óscar Cortés refiere que el sector público es un caso “singular”, ya que tiene un papel clave en la defensa del “interés general” y los derechos fundamentales. La Inteligencia Artificial Generativa puede vulnerar este interés general, y es preciso valorar su “coste de no fiabilidad”, así como su coste ambiental y su coste económico, a la hora de aplicarla a la administración pública. También tiene grandes ventajas, y lo vemos en sus casos de uso en el sector público: la IA Generativa puede mejorar la “navegabilidad” de las páginas de la administración y optimizar la interacción del ciudadano con las instituciones; del mismo modo, puede ayudar a detectar patrones de errores en la interacción con el ciudadano y personalizar la experiencia. Estas ventajas, sin embargo, implican un lúgubre sacrificio anunciado por Óscar: ¿hasta dónde queremos que los poderes públicos sepan de nosotros, algo necesario para que estos servicios proactivos funcionen? De momento, la pregunta es de difícil respuesta, teniendo en cuenta la escasez de estudios empíricos sobre la aplicación de IA Generativa a las administraciones y, por tanto, la falta de fiabilidad en torno a la cuestión.

Otro tema mencionado por los ponentes y tratado con mayor profundidad en el Informe fue la inflación de expectativas en torno a la evolución de la IA Generativa. ¿Y si hubiese un posible tercer “invierno” que paralice su progreso?, planteó Óscar. Aunque esto podría suceder, los ponentes parecen discrepar con que vaya a pasar pronto. Así al menos se interpretan sus respuestas a la última pregunta de Retana: ¿cómo definiríais las tendencias del 2024 en dos palabras? Óscar escogió “asentar” las “expectativas”, Francisco “madurez” y “consolidación”, y Rosario, como no podía ser de otra manera, “Inteligencia Artificial”.

Como se dijo en un inicio, en la creación del informe han participado 21 juristas más a parte de Óscar, Rosario y Francisco, entre ellas, precisamente, Cristina Sancho, Cristina Retana y los mencionados a continuación: Carmen Artigas, José Ramón Chaves García, Aitor Cubo Contreras, Idoya Fernández Elorza, Carlos Fernández Hernández, Justo Garzón, Francisco Granero, Alejandro Huergo Lora, Ricard Martínez Martínez, Nuria Méler Ginés, Jesús Olmedilla González, Victoria Ortega Benito, Eugenio Ribón, María Ruiz Pacheco, José Soriano Ramírez, Ana Suárez Capel, Vela Pérez, Cristina Villasante y Lidia Zommer.

Para ver el informe completo: Tienda LA LEY.

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *