Emilio Martínez, socio y COO en Cuatrecasas: «Estamos solo al inicio de la inteligencia artificial generativa. Esto es imparable»

Emilio Martínez, socio y Chief Operating Officer (COO) de Cuatrecasas, anunció el pasado mes de noviembre ─durante la décima edición del Legal Management Forum─ que dejaría de estar al frente de la organización de este exitoso evento, que, año tras año, impulsan la Fundación Aranzadi LA LEY y la asociación Inkietos, de la que fue presidente hasta enero de 2023.

Dejar su responsabilidad al frente del Legal Management Forum en representación de Inkietos le produce nostalgia, pero asegura que es una oportunidad para dedicarle más tiempo a la familia y, al mismo tiempo, dar paso a nuevos profesionales con ideas renovadoras. La innovación es, precisamente, un valor clave para Cuatrecasas. Encarna, según él, el legado de Emilio Cuatrecasas, algo que se trasmite dentro de la organización. “Todos los colaboradores de la Firma llevan el afán por la innovación impregnado en su ADN”, asegura.

No hay que ser muy avispado para comprobarlo. Cuatrecasas fue el primer despacho de abogados europeo en lanzar una aceleradora de empresas emergentes, a través del programa Cuatrecasas Acelera, que este año ha convocado su novena edición. También fue pionero en España a la hora de lanzar (en 2022) una proveedora alternativa de servicios legales: Rauda ALSP, una empresa del grupo Cuatrecasas que cuenta ya con más de 80 abogados en la plantilla y factura más de cuatro millones de euros. Emilio Martínez fue el arquitecto de esta iniciativa y ahora, él es el socio de Cuatrecasas responsable de esta ALSP.

(De izquierda a derecha, Pablo Yannone, Alba Ruiz, Emilio Martínez y Josep Mª Fernández Comas, en la sede de Cuatrecasas en Madrid)

Ya en 2021, a modo de profecía, Emilio avanzaba en una entrevista: «No tengo duda alguna de que habrá firmas que creen sus ALSP o trabajen juntamente con otras ya existentes en aras de la búsqueda de la eficiencia tan demandada por los clientes». En noviembre de 2022, él impulsaba Rauda ALSP. ¿Cómo se está desarrollando el proyecto? Nos responde a esta y muchas más cuestiones en la siguiente entrevista:

“La experiencia está siendo muy positiva. Se trata de una ALSP especial, ya que no presta servicios a clientes de forma directa, solo trabaja para Cuatrecasas. Los servicios que presta, fundamentalmente, son recurrentes y de gran volumen y es precisamente ahí donde está el gran beneficio para la Firma: que nuestros abogados se dediquen a otro tipo de trabajo. Ese tiempo lo pueden destinar a otras tareas de alto valor añadido para nuestros clientes. Si hay que revisar 5.000 contratos y lo encargas a un profesional muy preparado, con un máster en Harvard y un gran dominio de idiomas, es posible que acabe desmotivado. No quiero decir que no hagan esos trabajos, ya que son importantes para formarse, sobre todo en los primeros años de su carrera profesional; pero no puedes hacer que dediquen tanto tiempo a una tarea que, en sí, no es compleja. Una firma como Cuatrecasas se debe enfocar a prestar asesoramiento de alto valor añadido y alta complejidad”.

Rauda ALSP ya está aterrizando en Portugal y en Colombia. Su director es Plácido Molina, un profesional de la confianza de Emilio: “Es una persona muy conocida en el Despacho, que se dedica a litigar, es decir, que se pone la toga cada día”. En Rauda manejan tanto litigios de gran envergadura como de menor escala, pero esencialmente de baja complejidad, una característica que para Emilio es intrínseca de las ALSP. Por ello, considera que las empresas grandes, si quieren contratar un servicio ALSP, lo hacen para temas de poca complejidad jurídica: “Si yo fuese director jurídico, por ejemplo, de un banco y tuviera una operación de gran relevancia, querría tener a mi lado a un experto con amplia experiencia en operaciones significativas y complejas. Porque, al fin y al cabo, lo que diferencia una firma grande de una pequeña o de una ALSP son los recursos de los que se dispone”.

Dentro del término ALSP existen interpretaciones vinculadas al low cost, algo con lo que Emilio no identifica a Rauda:Una low cost ofrecería el mismo servicio a un costo significativamente menor. Sin embargo, eso no es lo que hace Rauda. Rauda presta una serie de servicios que Cuatrecasas prefiere derivarle. ¿Por qué? Porque el cliente nos exige que seamos eficientes y no está dispuesto a pagar honorarios elevados por ciertos trabajos. Ante esto, creamos Rauda, con un perfil de abogados menos internacional, con menos filtros, pero siempre bajo la supervisión de un socio de Cuatrecasas: delegamos tareas, pero no la responsabilidad”.

Recientemente, Emilio Martínez e Idoya Fernández, Head of Knowledge and Innovation en Cuatrecasas, fueron nombrados socios, algo que marcó un completo hito dentro de la firma.

“Fue una sorpresa, porque a estas alturas de mi carrera profesional, ya no me lo esperaba. A ambos nos hizo mucha ilusión. Estoy convencido de que habrá más casos en el sector. Hoy en España, además de nosotros, ya existían los precedentes de Constanza Vergara, de Pérez Llorca y José Luis Risco, de EY. Creo que el hecho de que una firma de gran envergadura como la nuestra haya dado la posibilidad a que algunos profesionales con características muy específicas puedan alcanzar la sociatura, ha marcado un nuevo rumbo.

Otra gran noticia que destacar en la entrevista fue la incorporación como director general de Javier Fontcuberta hace 18 meses: ¿Qué ha supuesto para la firma?

Lo bueno que tiene Javier es que ya era miembro del Consejo de Administración, por consiguiente, conocía muy bien la firma. Yo imagino que sentiría cierto vértigo: pasó de ser un miembro del Consejo a dirigir un despacho de más de 1.300 abogados, con 26 oficinas en 12 países. Es un profesional con una visión internacional, especializado en M&A y acostumbrado al trato con clientes muy relevantes. Mi valoración personal es muy positiva. Es una persona muy inteligente, tiene claras las ideas y esto es muy importante, sobre todo cuando acabas de llegar. Es verdad que Rafael Fontana, nuestro presidente, le está ayudando muchísimo e imagino que para Javier será un alivio contar con su experiencia y apoyo. A mi juicio, Javier está desempeñando un excelente trabajo y en el futuro lo hará todavía mejor.

¿Cómo valoráis en el despacho los resultados en directorios como Chambers, por ejemplo? ¿Realmente son útiles para captar clientes o fidelizarlos?

“En España, donde estamos muy consolidados y nos conoce el sector y la sociedad, yo creo que poco. Sin embargo, en el caso de otras jurisdicciones, como cuando iniciamos nuestra andadura en Latinoamérica, pues sí, claro que sí. Cuando aterrizamos allí, aparte del sector legal, la sociedad no sabía quiénes éramos. Aun así, siempre he sido crítico con los directorios porque muchas veces no reflejan la realidad. Algunas veces, incluso, denotan falta de conocimiento de la jurisdicción. Y lo ves de forma clara cuando, por ejemplo, toman la decisión de separar a Barcelona del directorio de España, un hecho completamente incoherente. Nosotros prestamos servicios transversales e intentamos, sobre todo, con la nueva estructura profesional que tenemos ahora, eliminar las barreras territoriales. En España tenemos 12 oficinas, pero estamos organizados por grupos de especialidad. Y lo que intentamos es, cuando un cliente tiene un problema, poner a su disposición el mejor abogado para resolver ese problema, independientemente de donde se encuentre. Ya esté en Bilbao, en Barcelona o en Madrid. Nos da igual. De ahí que, el hecho de haber realizado esta escisión de Barcelona carezca de sentido. Creo que, Chambers, que es uno de los directorios más serios que hay, se han producido demasiados cambios recientes ¿Y por qué no decirlo? Tal vez exista un deseo económico, comercial, llámalo como quieras, de generar nuevos ingresos. En resumen, esa es la imagen que dan”.

¿Y ese cambio que han hecho del reconocimiento de profesionales y firmas ALSP y New Law? ¿Te parece acertado?

“Tampoco hay tanta diferencia. Todo es cuestión de etiquetas. Al final, una New Law ha empezado siendo una ALSP. Su transición a New Law se produce cuando empieza a adquirir volumen, fundamentalmente. Pero piensa que, en estos momentos, la ALSP más grande que hay en España es Rauda”.

A finales de septiembre de 2023, Cuatrecasas selló con Harvey una alianza que dio vida a CELIA, su herramienta de IA. ¿Cómo ha sido su implementación en estos meses?

“Bien, la verdad es que estamos contentos. Es curioso, porque hace nueve meses estábamos en una fase piloto con 100 abogados, y ahora hay más de 1.200 abogados trabajando con ella. Nosotros no utilizamos Harvey para generar documentos. El repositorio de documentos y modelos que tenemos es inmejorable, y cualquier firma de nuestra magnitud tiene ya un background. Sin embargo, para revisión de documentos es fenomenal, aunque siempre requiere que haya un abogado “experto” que la respalde. Es decir, esta tecnología permite al abogado “experto” ser mucho más eficiente e incrementar la productividad. Pero hay que ser un abogado “experto”, ya que la herramienta tiene ciertas alucinaciones y hay que saber formular muy bien la pregunta”.

“También te digo una cosa −añade−. Estamos solo al inicio de la inteligencia artificial generativa. Esto es imparable. Creo que con el tiempo se irá sofisticando y nos obligará a seguir siendo mucho más eficientes, que es lo que nos demanda el cliente, y a que los abogados aporten un mayor valor añadido. La IA les ayudará a ser mejores, pero no va a hacer su trabajo. No va a poder sustituir al abogado en una negociación, por ejemplo. Podrá revisar 5.000 contratos en 5 minutos, pero claro, la necesidad de revisión es imperativa. Pongamos que, si un abogado dedica a esa revisión 50 minutos, se produce un ahorro de tiempo significativo y esa eficiencia es la que trasladamos al cliente.

Cuando se habla de ahorrar tiempo, surge la cuestión de la facturación por horas.

“La cuestión es que el cliente ya no está dispuesto a pagar por horas para realizar ciertos trabajos o tareas. . El cliente conoce la existencia de una herramienta capaz de  revisar 5.000 contratos y te puede exigir su uso  u optará por otro despacho que sí disponga de esta herramienta.  . el cliente te podrá preguntar ‘¿yo qué culpa tengo de que tú seas ineficiente?’. El cliente está empezando a demandarlo y creo que esto ya no hay quien lo pare. Algunos clientes incluso nos piden que les expliquemos cómo usarlo para tareas sencillas, con cautela ante las posibles alucinaciones”.

Para la implementación de IA, el equipo de Francesc Muñoz, el director de Tecnologías ha estado formando a los abogados junto con Idoya Fernández, incluidos a los juniors. ¿Qué va a pasar con ellos ante la IA?

“Los juniors van a seguir participando en due diligence, pues está en su proceso de aprendizaje. Sin embargo, si antes hacías dos mil due diligence, a lo mejor ahora con doscientas es suficiente”.

Además, Emilio recomienda a los juniors formarse en IA: “Es mejor que empieces a hacerlo ya y sepas cómo hacer las preguntas y dar las órdenes a la herramienta. Insisto en que con dicha herramienta lo que conseguimos es que el abogado, desde el júnior hasta el socio, sea mejor abogado y que el proceso de aprendizaje sea mucho más rápido. Eso sí, tienes que ir con mucho cuidado y no pretender que la herramienta haga el trabajo por ti”.

Su software para sistema de precios cerrados predice los costos de los casos con gran precisión

Esto lo ha desarrollado nuestro equipo de control de gestión −explica Emilio−. Nos sirve para presupuestar y determinar precios “pricing”. Es bastante sofisticado y desde ese departamento ayudamos al socio a hacer unas propuestas de honorarios lo más ajustadas posible al tipo de trabajo, el equipo y el tiempo que se le va a dedicar”.

Cuatrecasas Acelera inicia su novena edición. ¿Cuál es el estado actual?

“Su responsable, Alba Molina, lo está haciendo muy bien. Nuestra aceleradora se ha hecho un nombre dentro del ecosistema de las startups, y no solo en el sector legal. En parte porque, además de buscar la aceleración de compañías del sector legal, también buscamos aquellas con una complejidad jurídica muy relevante, ya sea PropTech, InsurTech, FinTech

Este avance ha sido sorprendente y no tardó mucho en llegar. En la primera edición de Cuatrecasas Acelera, todas las startups eran LegalTech. En la tercera o cuarta, cambiaron el paradigma.

“Esta novena edición concluirá en febrero de 2025. Ya hemos hecho la call, así que las compañías ya pueden presentarse. Y la valoración que hacemos es impresionante: nos ha dado una gran visibilidad. Piensa que en Europa fuimos el primer despacho de abogados en crear una aceleradora de startups”.

¿Y qué tal vuestro paso por el South Summit?

“Este año no pude asistir, pero Francesc Muñoz me confirmó que había estado francamente bien. Lo más relevante que me ha trasladó tras esta edición es que cada vez hay más corporaciones que apuestan por la innovación abierta, no solo con proyectos relacionados con startups, sino que ya empiezan a trabajar también con otras corporaciones en proyectos de innovación abierta. Nos interesa mucho el ecosistema startup, nos gusta estar en contacto con el talento. Y en este país hay mucho talento. Si por algo se caracteriza Cuatrecasas es por la innovación en el sentido más amplio de la palabra.  A título de ejemplo: fuimos la primera compañía en este país en tener una videoconferencia aparte de los grandes operadores de Telefonía; … Siempre hemos apostado por la innovación. y ahora está en el ADN de cualquier profesional que trabaja en la Firma. Nos encanta la aportación de ideas. De hecho, uno de los objetivos que solicito a mis directivos es que deben aportar tres ideas al año de front office. Si un directivo no es capaz de aportar 3 ideas en un año claramente no está capacitado para el puesto”.

Un grupo muy alineado a estos valores está el Global LegalTech Hub, donde Cuatrecasas es miembro y Francesc Muñoz, cofundador. ¿Cuál es la valoración personal de Emilio?

“Creo que lo están haciendo muy bien. Es importante tener en cuenta que su inicio fue durante  la pandemia, lo que de por sí  ya tiene mucho mérito. Se han consolidado, y creo que ahora lo que les toca es crecer. Tienen un posicionamiento relevante, no solo en España, sino también a nivel internacional. Y creo que esto lo van a ir abriendo todavía más: el concepto de LegalTech se quedará corto”.

En noviembre del año pasado se celebró la décima edición del Legal Management Forum y diste un paso al lado. Se te va a echar de menos.

“Bueno, no pasa nada. Las organizaciones están por encima de las personas. Después de diez años opino que todo lo que tenía que aportar ya lo he aportado. Creo en la renovación: es bueno que lleguen personas con ideas nuevas y, sobre todo, con ilusiones renovadas. Ahora Mercedes Carmona está realizando un excelente trabajo. Formaba parte de mi junta y es una mujer muy preparada, con un perfil internacional muy claro. No deseo continuar llevando la carga y el liderazgo en representación de Inkietos en la organización junto con nuestros socios Aranzadi La Ley del Legal Management Forum porque, insisto, es mejor que otro compañero de Inkietos asuma la responsabilidad. Siento nostalgia y, por otro lado se requiere invertir una gran cantidad de tiempo, tiempo del que tampoco dispongo”.

El reconocimiento que recibió Inkietos en los Premios de la Fundación Legálitas en buena parte es para ti.

Me conformo con una pequeña parte. Cuando me meto en un tema, lo hago a fondo. No soporto la mediocridad y siempre he intentado hacerlo lo mejor posible. Es mi forma de ser.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *