El emprendimiento femenino se presenta como una posibilidad para cerrar las desigualdades del mercado laboral

  • Urge la necesidad de seguir trabajando en la capacitación y formación en competencias emprendedoras.
  • Lab de Emprendimiento Jurídico, ejemplo de igualdad en el emprendimiento legal
  • La autoexigencia y la conciliación de la vida personal-profesional son identificadas como las principales barreras

El emprendimiento se presenta como una posibilidad para cerrar las desigualdades del mercado laboral. Esta es una de las conclusiones que se extraen del informe “Mujeres y emprendimiento digital en el sector legal” elaborado por Fundación Mutualidad Abogacía, que se ha presentado hoy en un evento que ha tenido lugar en el Salón de Actos del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y que ha contado con la participación de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís y del Decano del ICAM, José María Alonso.

Enrique Sanz de Lomana, Presidente de Mutualidad de la Abogacía, junto a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el Decano del ICAM, José María Alonso

Bajo el título “Mujeres y emprendimiento digital en el sector legal”, el estudio analiza el contexto actual en el que se encuentra la profesión de la abogacía en materia de igualdad y pone el foco sobre mujeres referentes que, de una manera más cualitativa, comparten sus experiencias en el liderazgo y emprendimiento.

En concreto, el estudio recoge trece testimonios de algunas de las profesionales más influyentes del sector, entre ellas: Cristina Sancho, presidenta de la Fundación Wolters Kluwer y board member en la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras; Donna Alcalá, abogada y co-fundadora de la firma Emindset Law; Eva Bruch, Doctora en Marketing Jurídico y empresaria en Alterwork; Lucía Goy, socia fundadora de Goy Gentile Abogados; María Vidal-Pardo del Río, socia principal del despacho Uría Menéndez; Marlen Estévez, socia y Directora del departamento de Litigación, Mediación & Arbitraje de RocaJunyent y presidenta de Women in a Legal World; Natalia Martos, CEO y fundadora de Legal Army y fundadora de la asociación ENATIC (Abogados Especializados en Nuevas Tecnologías); Paula Fernández Ochoa, socia de MoreThanLaw+ y VivircorRiendo y  Miembro de Inkietos y de Women in a Legal World; Rosalina Díaz-Cargo, presidenta en Asociación de Juristas y Profesionales San Raimundo de Peñafort y Patrona Fundación Mutualidad Abogacía; Delia Rodríguez, CEO de Vestalia Abogados de Familia y directora del Máster de Familia e Infancia del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE); Pilar Prados, CEO de BOUNSEL y miembro del Consejo Joven Fundación Mutualidad Abogacía; María Jesús González-Espejo, CEO del Instituto de Innovación Legal y presidenta de la Innovation in Law Studies Alliance; y Soledad Atienza, Doctora en Ciencias Sociales y decana del IE Law School.

Una de las conclusiones extraídas de estos testimonios es la necesidad de seguir trabajando en la capacitación y formación en competencias emprendedoras y continuar fomentando la igualdad en el sector en términos de visibilidad y de apoyo a la mujer emprendedora. También se enfatiza la necesidad de promover una mayor flexibilidad y apoyo a la conciliación familiar y personal. Asimismo, se incide en la importancia de asegurar mayores esfuerzos en la promoción de las profesionales hacia posiciones de liderazgo y toma de decisión y, sobre todo, se reitera la importancia de visibilizar referentes en la materia como un elemento para la motivación.

Blanca Narváez, directora de Fundación Mutualidad Abogacía, señala: “La realidad de las abogadas sigue estando alejada de puestos de liderazgo y responsabilidad de los mayores despachos del país. Por eso, consideramos que urge seguir trabajando en potenciar y visibilizar el talento femenino y su liderazgo e iniciativas en el ámbito jurídico. El objetivo de esta investigación es analizar las dificultades y barreras que encuentran las expertas del ámbito jurídico y dar voz a aquellas mujeres que han conseguido convertirse en referentes de la industria.”

Impacto positivo del Lab de Emprendimiento Jurídico

El estudio también pone de relevancia el impacto positivo del programa Lab Emprendimiento Jurídico de Fundación Mutualidad Abogacía que, en sus dos años de desarrollo, se ha posicionado como un referente en la promoción de las startups legales, con especial hincapié en la visibilización y promoción de la mujer.

En este sentido, el Lab es un programa muy equilibrado y equitativo en cuanto a la participación tanto de hombres como mujeres, convirtiéndose en un impulsor de la promoción del emprendimiento femenino, donde habitualmente las mujeres están infrarrepresentadas. Desde su puesta en marcha, las mujeres han tenido una participación destacada en los proyectos ganadores, como portavoces de los equipos y en su rol de formadoras y mentoras.

Los datos de la encuesta reflejan una mayor constancia y menor absentismo de las mujeres respecto a la adhesión al Lab. Además, el 56% de los solicitantes de la II edición eran mujeres (lo que supone un incremento del 14% con respecto a la I edición), representando el 51% de los participantes finales. Además, los datos reafirman que existe un mayor número de emprendedoras que llegan a este ámbito tras una experiencia previa en el trabajo por cuenta ajena, y que más de la mitad está en activo al mismo tiempo que desarrollando un proyecto de emprendimiento.

Susana Santos. Responsable del área de Talento Jurídico Fundación Mutualidad Abogacía, señala que ““la brecha de género está generando un desaprovechamiento del talento femenino y lastrando la capacidad de desarrollo y de generación de valor a nivel económico. Por eso son importantes proyectos como el Lab de Emprendimiento Jurídico, para fomentar una mayor presencia femenina en este ecosistema de emprendimiento, contribuyendo a la diversidad en los perfiles de las startup del ámbito jurídico.«

Susana Santos, responsable de Talento Femenino en Fundación Mutualidad de la Abogacía

La autoexigencia y la conciliación como las principales barreras

Para elaborar el informe también se ha llevado a cabo una encuesta enfocada en la igualdad en la industria legal, así como en las principales barreras internas y externas de las profesionales en el sector. Los resultados de la encuesta reflejan que el 50% de las mujeres encuestadas tiene una percepción negativa de la igualdad en el sector y un 26% de ellas destaca la autoexigencia como la principal barrera interna, seguido del 24% de mujeres que señalan el sentimiento de culpa/exigencia respecto al cuidado de mayores y menores. Asimismo, el 30% de las personas encuestadas señalan la conciliación de la vida personal con la familiar como la principal barrera externa.

Por otro lado, el estudio también refleja que el sector de la abogacía ha sido uno de los que más ha tardado en comenzar con la transformación digital y el uso de tecnologías en su modelo de negocio. En este caso, el porcentaje de las empresas digitales que han sido fundadas o cofundadas por mujeres no llega al 20% del total.

En este enlace puedes acceder al informe completo sobre “Mujeres y emprendimiento digital en el sector legal” de Fundación Mutualidad Abogacía.

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.