“El pequeño despacho es un negocio que tienes que gestionar y promocionar”

Ha pasado casi 1 año desde que visitamos a Lawyou y grabamos con sus socios principales una entrevista #EnTerritorioLegaltech. Nos llevamos la impresión de que es posible, como quiere transmitir la imagen que encabeza este contenido, que los peces chicos se coman al pez grande. Por eso, hemos querido vernos con su gerente, Luis Poyatos, para que nos cuente cómo ha crecido esta innovadora firma para abogados independientes. Para empezar, Luis nos recuerda que en estos momentos Lawyou lo configuran más de 130 profesionales (32 de ellos socios de pleno derecho) y que recientemente recibieron el premio a la Legaltech más Influyente en el evento organizado por Finnovating. Y te adelantamos que el equipo Lawyou tiene muy claras tres ideas fuerza: un despacho de abogados es un negocio que tienes que gestionar y promocionar; en su firmau los abogados hacen únicamente de abogados, y no de marketers, informáticos, etc.; y ponen el foco en el abogado que quiera mejorar y que les ayude a mejorar.

Luis Poyatos, gerente de Lawyou, tras recibir el premio Finnovating
a la Legaltech más Influyente

José Mª Fernández Comas: Luis, en su día os identificamos en Derecho Práctico y en nuestra Guía Legaltech como una firma innovadora, y nos llamó la atención el foco que tenéis puesto en los abogados independientes y pequeños despachos.  Recientemente hemos publicado un contenido sobre el inminente (¡empieza el 8 de mayo!) y muy prometedor Congreso de la Abogacía donde se hace especial énfasis en la necesaria transformación de los despachos pequeños y medianos.

Luis Poyatos: Algo muy necesario para sobrevivir en un mercado de servicios legales con tanta competencia. Te puedo anunciar que Lawyou participará en este Congreso para acercarse a los abogados independientes que necesitan soluciones prácticas para afrontar los retos que les plantea el mercado. Tenemos una respuesta a las temáticas que se debatirán en Valladolid y que preocupan a los abogados, como son la transformación tecnológica, la gestión del despacho o el emprendimiento, entre otras. Por ello, estaremos a disposición de los abogados que buscan herramientas y soporte para mantener su posicionamiento y crecer ante el cambio que estamos experimentando.

JMFC: Este año para vosotros ha sido realmente muy intenso, pero ¿cómo ves a Lawyou dentro de 1 año?

LP: Nuestro objetivo es doblar nuestras cifras: queremos llegar a 60 socios de pleno derecho a finales de 2019 y a unos 200 asociados. Eso supone un crecimiento no sólo a nivel de abogados sino a los servicios que ofrecemos y al resto de profesionales que tienen que ayudar a seguir avanzando. En lo que respecta volumen de negocio facturado, casos resueltos y otras métricas, vamos a consolidar el crecimiento sostenido de más del 50% mensual mantenido desde finales del noviembre pasado, para alcanzar la cifra de 1000 casos resueltos en este 2019. Ese es nuestro objetivo para todo el territorio nacional.

JMFC: Desde fuera observamos una actividad intensa y muy positiva en vuestras redes sociales, que posiblemente haya sido decisiva en el premio que hemos mencionado.  También hemos detectado que lleváis a cabo muchas acciones formativas.  Eso está muy bien, sin duda, pero explícame la diferencia que puede existir entre la formación que estáis ofreciendo  con la que proponen, por ejemplo, los colegios de abogados u otros centros formativos…

LP: Déjame aclarar que la formación que ofrecemos es para nuestros socios, aunque también abrimos una puerta a esos profesionales que están en proceso de asociarse a Lawyou, al menos en esta primera fase, porque en un futuro lo razonable es que sea exclusiva para nuestros partners.  Contestando a tu pregunta, podemos ir más allá de lo que ofrece un Colegio de Abogados  en el sentido  de que nuestro plan formativo  se crea a partir de las peticiones y sugerencias de nuestra red. Por ejemplo, un curso sobre Linkedin para abogados, porque hemos llegado a la conclusión de que esta red profesional es una potente herramienta de generación de negocio. Por eso creemos que este es un aspecto diferencial: Lawyou ofrece una formación a medida de las necesidades de sus socios, una formación especializada y focalizada en el perfil de los miembros de nuestra firma.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que somos un despacho innovador también en el plano de la colaboración. Somos realmente una comunidad y generamos un fuerte componente de apoyo entre unos abogados y otros. Y eso es algo que fomentamos y que, además, y para que funcione, coordinamos desde la central.

Imagen del perfil del socio en Lawyou

JMFC: Ese objetivo de hacer partícipes a vuestros socios va mucho en la línea de lo que anunciáis en vuestra web: “Crear una comunidad de abogados, compartir conocimiento, garantizar relaciones entre los miembros del equipo”. Son ideas y propósitos que un abogado independiente echa mucho de menos…

LP: Claro, nuestro objetivo final es sumar a todos esos despachos unipersonales, pequeños despachos de 2 o 3 miembros que afrontan unas dificultades comunes. En la práctica de la abogacía del siglo XXI es importante reconocer que un despacho de abogados es un negocio que tienes que gestionar, administrar u promocionar. Y en esa línea hay que llevar cabo acciones, por ejemplo, de seguimiento comercial, marcar y medir unas KPI’s, etc. Se trata de una serie de tareas para las cuales un abogado, en principio, no está preparado ya que en la carrera solo le formaron en una serie de conocimientos legales. Por ello, lo que hacemos es eliminar de la agenda del abogado esas actividades que no tienen relación con su expertise.

JMFC: Cuando visitamos vuestra sede central y entrevistamos a vuestros socios principales, advertimos que dos de ellos eran (y lo siguen siendo) abogados, y el tercero, ingeniero. Más tarde, veo que habéis incorporado a José Viteri en el equipo de dirección, experto en gestión financiera. Y como decíamos tú eres el gerente, y eres economista, aunque me consta que tienes un profundo conocimiento del mercado de servicios legales. ¿Qué podéis aportar los no juristas al sector legal a partir de vuestros respectivos perfiles profesionales?

LP: Se trata de facilitar, dentro de las áreas en las cuales los abogados no son expertos, la suma de otras competencias de las que atesoramos un profundo conocimiento, y que permiten que un negocio sea exitoso. Si hay que realizar un gestión referente a inversiones, lo lógico es tener a alguien experto en finanzas y economía.   Si la necesidad va por proyectar tu despacho, darlo a conocer, hacer seguimiento de una campaña comercial, quién mejor puede llevarlas a cabo y sacar conclusiones y métricas válidas que un experto en marketing. Y todos formando parte de un equipo multidisciplinar donde coexistan, además, teleoperadores, diseñadores gráficos, etc.  En Lawyou garantizamos esa variedad de perfiles profesionales en virtud de las exigencias de cada acción para que el abogado no tengo que realizar actividades que no son de su competencia y especialidad, y eso ocurre gracias a estar bajo el paraguas de nuestra firma.

JMFC: La tendencia a la transversalidad y coexistencia de perfiles profesionales en los despachos es imparable: abogados trabajando mano a mano con ingenieros, informáticos, marketers… No es una moda, y veo que vosotros estáis en esa dirección.

LP: Efectivamente. Para dar una solución íntegra, completa, necesitas trabajar con diversos perfiles y es algo que comprobamos en nuestro día a día.

JMFC: Volvamos al concepto de crear comunidad en el equipo de abogados independientes que configuran Lawyou. Hemos hablado de procesos formativos, y también sabemos que organizáis reuniones periódicos con vuestros socios.

LP: Así es, y la última la tuvimos muy recientemente en Sevilla. Como te decía, trabajamos mucho para fomentar e impulsar que las relaciones entre nuestros socios sean más estrechas, que se conozcan mejor. Es importante que se pongan cara, no sólo en el ámbito profesional sino también en el personal con el objetivo de generar confianza dentro del equipo. También son útiles para marcar las directrices de la firma: dónde estamos, dónde queremos llegar y cómo lo vamos a hacer. Nuestros abogados son partícipes de todo este proceso en este tipo de eventos presenciales. Además, planteamos una serie de acciones virtuales como las reuniones que hacemos los socios de pleno derecho junto al equipo de paralegales: marketing, gerencia, informática… ¿Objetivo? Trazar líneas de actuación, identificar nichos de mercado, proponer acciones concretas que puedan interesar a nuestro despacho a nivel general y también a determinados intereses particulares de los socios. Por ejemplo, abogados de Málaga interesados en conocer las repercusiones del Brexit ya que un alto porcentaje de sus clientes tienes esa nacionalidad pueden sugerir acciones enfocadas en esa dirección, y esa sugerencia puede suscitar el interés de nuestros abogados de Palma de Mallorca. También quiero destacar nuestros chats especializados en materias a través de los cuales nuestros miembros comparten experiencias concretas, resoluciones judiciales, se pueden derivar casos, se recomiendan peritos: es una muy efectiva ventana a la participación.

JMFC: Un mensaje que nos llama la atención en vuestra web: “Queremos ahorrarte 50 horas al mes”. Luis, tienes que explicar esto: estamos hablando de 10 o 12 horas a la semana, que no es poca cosa.

LP: Pues te diré que este cálculo es prudente. Esta pregunta que haces es importante y a la vez complicada, porque hablamos del corazón del modelo de negocio de Lawyou, de nuestra propuesta e valor fundacional, y hacemos muchas cosas para que eso ocurra. ¿Qué proponemos para ahorrar tiempo? Generamos muchas actividades  alrededor de la gestión de los asuntos y también de la gestión de cobros e impagados. Apoyamos el conocimiento compartido a nivel de jurisprudencia y a nivel de consejos sobre experiencias similares. Realizamos tareas de secretariado virtual de nuestros socios, en coordinación con nuestra aplicación informática: las llamadas de clientes son atendidas por abogados junior, por lo que tienen un cariz añadido de servicio de orientación jurídica en esa misma llamada. De este modo, cuando ese cliente asiste a una primera consulta con el abogado, ya ha entregado una documentación básica y se ha recabado una primera información muy valiosa para optimizar el tiempo de nuestro abogado.  También en esa línea te diré que nuestro gabinete de prensa es muy activo, como también lo es nuestro equipo de redes sociales.  A través del departamento de marketing podemos beneficiarnos de campañas de email marketing. En resumidas cuentas, queremos que nuestros abogados hagan únicamente de abogados, y no de marketers, informáticos, etc.

JMFC: También hemos detectado en Lawyou que proponéis tres beneficios definidos y muy potentes. Necesito que identifiques una acción concreta, la que consideres más valiosa, que demuestre que no estamos hablando de un brindis al sol sino de una propuesta solvente. Empecemos con el primero de estos tres beneficios: “Mejorar tu marca personal

LP: Todas las incorporaciones del despacho se comunican a los medios de comunicación, tanto de difusión general como especializados, mencionando al nuevo socio y poniendo en valor su expertise . Estos medios especializados, como Expansión, Confilegal, Lawyerpress o El Economista, entre otros, se hacen eco no solo de los fichajes que está realizando el despacho, sino de los logros y novedades que Lawyou está aportando al mercado de servicios legales y los casos de éxito que están teniendo sus abogados.

Noticia de la incorporación a Lawyou de dos socios en www.expansion.com

JMFC: Interesante, sin duda esto permite mejorar su marca personal como no lo hubieran imaginado antes. Vayamos al segundo beneficio: “Incremento de oportunidades de negocio

LP: Tenemos un profesional dedicado en exclusiva a  acciones de networking tan adecuadas para la generación de negocio y captación de potenciales clientes.

JMFC: Y tercer beneficio: “Aumentar tu productividad

LP: Asistimos a nuestros abogados en la gestión de los asuntos, desde la atención a las llamadas de clientes ofreciendo un primer servicio de orientación jurídica hasta la facturación y el cobro correspondiente, incluyendo algo que creemos muy interesante: una encuesta de satisfacción de los clientes.

JMFC: Luis, imagínate que estás delante de un abogado independiente que ha leído esta entrevista y quiere asociarse a Lawyou. Una vez consumado ese proceso de asociación, ¿cómo conservaría esa independencia que tantas cosas buenas le aporta?

LP: ¡Muy buena pregunta! Lawyou quiere ser una gran firma configurada por abogados independientes. Tenemos lo bueno de un gran despacho, como la generación de una marca potente, disponibilidad de recursos, pero no queremos las dificultades propias de un gran despacho tradicional, aparejadas a un cierto encorsetamiento. La libertad que tiene un abogado con nosotros es posiblemente el principal pilar de este proyecto y, por supuesto, uno de los valores añadidos para nuestros socios. No olvidemos que somos una firma colaborativa y el crecimiento de cada una de las partes que configuran Lawyou redunda en el crecimiento del despacho.

JMFC: Lo que me cuentas, vamos a decirlo claro, es un auténtico reto. Innovador, atractivo, pero como todo reto, no está exento de dificultades y ciertos riesgos. Quiero decir que todo esto, sin duda, es muy atractivo para un abogado, pero precisa de un enorme esfuerzo en la coordinación de todos los engranajes.

LP: En nuestro proceso de expansión tenemos un objetivo claro: encontrar un abogado que quiere asumir ese reto que mencionas. Un jurista que valore los servicios que ofrece esta firma y que se comprometa a ayudar en su desarrollo en pro del beneficio de Lawyou y, por ende, en beneficio propio. En resumidas cuentas, hablamos de un perfil de abogado que quiera mejorar y que nos ayude a mejorar.

JMFC: Muchos de nuestros lectores se estarán preguntando qué requisitos exigís para ser socios de Lawyou

LP: Son condiciones adaptadas al tipo de perfil y a las necesidades del abogado independiente. Por tanto, no tenemos una única modalidad y, en función de lo que detectamos en nuestras entrevistas, identificamos esas necesidades para adaptar nuestra propuesta a las mismas.

Panel de gestión en Lawyou de facturación y asuntos

JMFC: Tenemos un programa en Derecho Práctico enfocado a la abogacía joven, a esa generación Z legal, que llamamos precisamente Abogazía. ¿Tienen interés los perfiles profesionales jóvenes en vuestra organización?

LP: Estamos concienciados con ello, y tenemos proyectado un plan de iniciación a la abogacía, pensado para los abogados junior que se enfrentan a las grandes dificultades de buscar prácticas, cómo especializarse, cómo y por dónde empezar, como desarrollar un network, como gestionar el miedo a cometer errores…en definitiva, esa guía en los primeros pasos, que tan difícil es al principio y que se está poniendo más complicado el acceso, con la reducción de este tipo de perfiles en los despachos tradicionales grandes y la gran competencia existente.

Proponemos dos años de duración y exclusivo para un número de abogados junior que coincidirá con el número de abogados con más de 10 años de experiencia que quieran tutorizar a uno de estos perfiles; es decir, un participante con un mentor, que le inculque toda su experiencia y conocimiento, revise su trabajo, comparta plantillas y demandas… Adicionalmente, durante ese periodo el abogado tendrá total acceso a todas las herramientas y servicios del despacho: gestión y administración, generación de marca, comunicación, gestión del conocimiento, formación… Y pasado ese tiempo se ofrecerá la opción de ser socio de pleno derecho y poder seguir trabajando desarrollando su carrera con nosotros.

JMFC: Quiero dejar para el final lo que nos ha parecido más interesante, un servicio que llegó a nuestro conocimiento recientemente y del que queremos saber más, ya que creemos que aporta mucho valor: la auditoría low cost.

LP: Se trata de un servicio que se inicia con la cumplimentación de un formulario con una batería de preguntas sobre el estado, gestión, promoción, etc. de su despacho. Realizaremos un informe de auditoría del estado del mismo y  de cualquier abogado independiente. En dicho informe trataremos cinco áreas fundamentales: presentación del despacho, dinámica de gestión, desarrollo de negocio, gestión del tiempo y dinero, y aumento de garantías. Daremos una serie de recomendaciones para la mejora de estas áreas concretas y, adicionalmente, pondremos en valor cómo Lawyou puede ayudar a mejorar el desempeño del día a día de su despacho, con esos datos que nos faciliten añadiendo una valoración económica y de optimización del tiempo de trabajo de una incorporación como socio de nuestro despacho. Dicho informe no es vinculante y está amparado en una firma de confidencialidad para trabajar sus datos con el máximo respeto, y poder hablar libremente de un asunto de cualquier índole.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Un comentario sobre ““El pequeño despacho es un negocio que tienes que gestionar y promocionar”

  • el 29 abril, 2019 a las 16:37
    Permalink

    Comprensiva visión de Lawyou. Los tiempos cambian y nuestra profesión se mueve. Enhorabuena!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *