«Hay un riesgo cada vez mayor de discriminación por razón de edad» (1)

Contenido patrocinado por Mutualidad de la Abogacía

Mutualidad de la Abogacía ha creado recientemente su Escuela de Pensamiento, una iniciativa que aborda la cultura y economía del envejecimiento y que creemos aporta valor y se antoja muy necesaria. También, especialmente, para el sector legal. Nos acercamos a su sede para intercambiar impresiones con Fernando Ariza, subdirector general de Mutualidad y también Director de la Escuela de Pensamiento. El eje central de esta iniciativa reside en la cultura y economía para el envejecimiento desde diferentes áreas como las sociales, economía, éticas, psicológicas pero especialmente legales y tecnológicas.

Lo primero que queremos destacar es quién preside la Escuela de Pensamiento. Se trata de Miguel Rodríguez Pardo del Castillo, una de las mayores autoridades intelectuales en la investigación predictiva de la longevidad y de la cultura del envejecimiento. Además, cuenta con un Consejo Científico realmente espectacular, donde queremos destacar a Antonio Garrigues y a Victoria Ortega, pero también observamos una gran transversalidad de perfiles profesionales.

En resumidas cuentas, en el vídeo abordamos temas tan candentes como la necesidad imperiosa de construir un pacto intergeneracional en nuestra sociedad entre jóvenes y mayores. Preguntamos a Fernando si falta conciencia en la sociedad sobre esta situación. Tenemos establecido que a partir de los 65 años se inicia la tercera edad, pero uno no es anciano en ese momento de la vida. Ya se habla de una Cuarta Edad o Gran Edad, que puede empezar a los 85 años, aproximadamente la esperanza, pero hasta entonces ese segmento de la sociedad, de los 65 a los 85, está formado por una ciudadanía muy activa, con salud y ganas de hacer cosas como viajar. Esto supone un nuevo mercado, un nuevo tipo de consumidor, cada vez más numeroso, que requiere productos y servicios de calidad, desde la construcción de casas inteligentes para mayores en el futuro hasta espacios de ocio y el turismo sénior.

Si a todo esto sumamos carencias y situaciones problemáticas vinculadas a la Ley de Dependencia, la eutanasia, y los cuidados paliativos, el copago farmacéutico, la atención residencial y otros, concluimos que la abogacía puede tener delante muchas oportunidades profesionales. No olvidemos el título de nuestro vídeo: hay un riesgo cada vez mayor de discriminación por razón de edad. Y por supuesto, todas estas ideas tienen que formar parte de la gestión financiera y planificación personal a medio y largo plazo de un abogado en el despacho.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *