Herramientas del plan de marketing virtual de un despacho

El abanico de posibilidades de establecer mecanismos para atraer a los usuarios y difundir la imagen comparativa, la identidad digital de nuestro despacho, es ilimitada. Por ello, es necesario establecer un plan de actuación, analizar los potenciales y ajustarlo a nuestros costos y disponibilidad. Un plan de marketing virtual nos puede ayudar a definir todo esto.

Internet y, en particular, las redes sociales ofrecen un medio aparentemente barato de abrir el despacho al gran público. Recalco lo de aparentemente barato, ya que, conforme más consideremos estar en estos medios, más será nuestro tiempo y dedicación y, a veces, no valoramos cuánto cuesta esto. Además, conforme nuestra estrategia de comunicación se vaya consolidando, veremos cómo será necesaria la figura de un especialista en dicha tarea.

Lo primero que tenemos que fijar en nuestro plan de marketing es un objetivo, qué queremos conseguir empleando las redes sociales. Ya sé que lo más importante es conseguir clientes y que estos acudan a nuestros despachos, pero, si estamos comenzando en el mundo virtual, nuestro primer objetivo debería ser posicionar nuestra marca corporativa.

Hasta ahora, la forma de posicionar nuestra marca era a través de una página web. Son muchos los despachos de abogados que cuentan con una de ellas. Salvo excepciones, las páginas web de los abogados no dejan de ser un espacio donde se cuentan los servicios que ofrece el despacho, una relación de los abogados que lo componen y una información de contacto. Seguramente nuestra página web no tenga que ser mucho más que eso. Los más atrevidos suelen abrir una sección de noticias, nuevas normativas… que dejan de mantenerse a los dos o tres meses dando un efecto de dejadez y provocando un rechazo de los usuarios. Lo que no se vaya a mantener es mejor no tenerlo, esta debería ser una máxima importante en el plan de comunicación del despacho.

Así pues, la toma de decisión de tener un plan de marketingvirtual requiere la asunción de que el despacho va a contar con una serie de recursos, internos y/o externos, para su ejecución. Si no tenemos claro la dedicación de nuestro tiempo al proyecto, o bien la necesidad de contratar servicios externos, lo mejor será abandonar la idea de utilizar las redes sociales. Internet puede ser gratis, pero nuestro tiempo no lo es.

Leer artículo completo

Etiquetas: , , , ,
Fernando Biurrun Abad

Fernando Biurrun Abad

Me gustan los contenidos, jugar con ellos, definir servicios, imaginar... En equipo, un cocido en ebullición, el resultado creativo suma más. Objetivo: divertirme trabajando, sino es un sufrimiento. Siempre disponible a nuevos retos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *