En la abogacía y en el básquet, la vida puede ser maravillosa

Buena parte de la abogacía está sometida a mucha presión: por los vencimientos, por no tener clientes, por tener clientes que no te pagan, por la reducción de honorarios… Si a eso añadimos la actual crisis del COVID-19, la situación de los profesionales del mundo jurídico se antoja incierta y compleja. Por todo eso y muchas más cosas creemos que el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA), es una iniciativa oportuna y necesaria. Hablamos con su presidente y fundador, el jurista Manel Atserias, con el que nos une la pasión por el mundo jurídico y por el básquet.

Y quisimos enfocar nuestra conversación entrelazando lecciones, películas y vivencias que nos ha dado este deporte con los objetivos que se ha impuesto el ISMA para fortalecer la salud mental y el bienestar de los profesionales del sector legal. Especialmente, enfatizamos en:

  1. Fomento de la conciliación y la desconexión digital
  2. Dignificar y humanizar la abogacía
  3. Formar a los abogados en inteligencia emocional y salud mental
  4. Promover los hábitos saludables de la abogacía
  5. Reivindicar la igualdad en las profesiones jurídicas

Y para acabar queremos destacar la capacidad de Manel y del ISMA para atraer talento a su causa. Aunque sea un poco injusto, porque el equipo del ISMA es amplio y muy talentoso (¡un auténtico dream team!) quisimos seleccionar un cinco inicial formado por el propio Manel, Sara Molina, Paula Fernández-Ochoa, Tomás García-Micó y una quinta plaza de power forward que tendrán que disputarse Hans Boeck y Carlos Adeva.

No perdamos de vista la temporada de este equipazo de jugones porque al fin y al cabo, a pesar de la tormenta perfecta que estamos viviendo, como decía el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *