«El jurista quiere trasladar su experiencia en Google a las bases de datos jurídicas»

Nos acercamos al cuartel general de Lefebvre para hablar sobre bases de datos jurídicas (su herramienta top es El Derecho Total), esas herramientas de investigación legal que están teniendo (y seguirán teniendo) una evolución muy interesante, básicamente, y según nuestro punto de vista, por dos motivos: el protagonismo cada vez mayor de tecnologías basadas en inteligencia artificial (especialmente procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático) y la decisión que pueda tomar en un futuro el CENDOJ (la mayor fuente de datos de resoluciones judiciales de la que beben todos los proveedores) respecto a ofrecer o no esa información en open data.

José Manuel Mateos, jefe de mercado legal de Lefebvre, es nuestro interlocutor, y empezamos preguntándole si la abogacía en general, y la senior en particular, tiene aversión a la tecnología. ¿Puede ser consistente ese mito cuando existe una generación de juristas que ha pasado de consultar legislación y jurisprudencia en papel a hacerlo en digital (¡y finalmente en internet!), con todas las ventajas que eso conlleva? ¿O quizás el problema resida en que los proveedores de tecnología legal han estado diseñando hasta ahora productos con un bajo índice de usabilidad?

A continuación, abordamos una de las piedras angulares, en la que seguro estarás de acuerdo: cómo buscar información y cómo encontrarla en los tiempos de Google. José Manuel confirmó que Google influye decisivamente en cómo buscan información los profesionales: los usuarios trasladan su experiencia en ese buscador a las bases de datos jurídicas. Afirma que la clave del éxito de Lefebvre reside en el equilibro entre el desarrollo tecnológico (como el motor de búsqueda y los algoritmos de relevancia) y el tratamiento del documento, del contenido: su estructura, clasificación, análisis, etc. Ya sabes que somos de la opinión que en un producto de investigación legal es imprescindible tanto el músculo tecnológico como el de conocimiento jurídico. Y para reforzar este último aspecto, uno de los valores añadidos que aporta El Derecho Total, reside en su doctrina, especialmente en su biblioteca, protagonizada por los reconocidos y reconocibles Mementos, así como una batería de contenido digital de editoriales tan prestigiosas como Reus, Marcial Pons y Dykinson.

Por fin planteamos uno de los temas que más nos estimulan (puede ser determinante en el desarrollo de muchas startups legales): ¿ofrecerá CENDOJ su jurisprudencia en open data, como se rumorea? Nosotros siempre hemos sido un poco escépticos al respecto, aunque la presión desde Europa para que se lleve a cabo puede ser intensa, pero en cualquier caso, y si eso se produce, ¿cómo afectará a los proveedores de información y tecnología legales, más conocidos en el siglo XX como editoriales jurídicas? José Manuel esgrime un argumento difícil de rebatir: la capacidad que tienen estos proveedores de enriquecer los datos y aportar otro tipo de documentación que aporta mucho valor. Es decir, la potencia de su músculo de conocimiento jurídico, y limitar una base de datos sólo a jurisprudencia y legislación no cubre las necesidades del jurista.

Y para acabar, ¿tiene previsto Lefebvre algún producto nuevo basado en inteligencia artificial, como ya han empezado a desarrollar Wolters Kluwer, vLex y Tirant? José Manuel no se acaba de mojar, aunque podemos intuir que pronto tendremos noticia de alguna herramienta (lo que nos avanza en el vídeo con mucha discreción, ¿no te suena a un chatbot legal?), todo lo cual corrobora que como jurista tienes ante ti mucho donde elegir, una industria legal en forma de herramientas cada vez más usables y avanzadas que además está en pleno crecimiento.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *