Abogados especialistas: el talento es el mayor activo

No voy a negarte que siento una especial emoción al volver escribir estas líneas en un sitio nuevo. Llegar a más personas que quieren ser abogados, o lo son ya, es para mí muy emocionante; me tele-transporta a la época en la que me convertí en abogada, y serlo era algo que me hacía muchísima ilusión.

Por cierto, que no me duele decir que lo hice a la carrera, con un ansia y una impaciencia totales, de forma muy intensa, como vivo yo las cosas. Fue una época que recuerdo con inmenso cariño, todo era nuevo, no existía más límite o inspiración que la de mis mentores; y yo era muy feliz entre papeles, archivo, clientes y trámites procesales.

He conocido hace muy poco este proyecto, pero ya llevaba tiempo con él en la cabeza. No me malinterpretéis, no lo conocía, pero obviamente lo estaba buscando. Supongo que habréis oído eso de que atraéis lo que queréis, aunque en realidad no se atrae lo que se quiere, sino lo que se es. Pues como estaba buscando algo como Derecho Práctico, Derecho Práctico ha aparecido ante mí. Y no podía dejar pasar esta oportunidad.

Aprovechando que el pasado día 6 de septiembre, Abogacía Esencial celebró una Mesa Redonda en la que se habló de la necesidad de la especialización del abogado (ver aquí los detalles), voy a aportar mi visión del tema. Y como seguramente no habrás leído nada de lo que escribo, te diré que mi visión es tan solo una visión, que puedes tomar como un punto de partida para tener tu propia visión de las cosas. Al fin y al cabo, a ti, tu visión es la que más te interesa.

Al respecto puedo decir:

1.- Primero tú, tu proyecto. Apuesta por lo tuyo, por ti mismo.

Si a alguien debes escuchar a la hora de elegir especialización es a ti mismo. Pensar en lo que te gusta, reparar en lo que te satisface hacer o reconocer lo que mejor haces es lo esencial para elegir una área del amplio mundo de los servicios legales. Apuesta por tu talento, y si me permites, antes de eso, sé valiente y reconoce dónde reside el tuyo. Tu talento es tu mayor activo y no lo que sabes, que también cuenta, pero no tanto.

2.- Plan de carrera. Trabajo por cuenta propia. Trabajo por cuenta ajena.

Un plan de carrera no es más que la herramienta con la que desarrollarás tu plan de vida. Así que es muy importante que pienses en cómo quieres vivir tu vida, y después hacer un mapa detallado de cómo vas a recorrer ese trayecto. Eso es un plan de carrera para mí. Y no, un plan de carrera no tiene meta, acaba cuando mueres.

3.- Las salidas de la carrera. La falsa sensación de seguridad.

Ese es el verdadero punto importante de todo cuanto puedo decirte. El momento en el que te hablan de las salidas profesionales. Ese que ansías, como si alguien tuviera el libro de tu vida abierto, y supiera más que tú de ella, y como por arte de magia te dijera “dedícate a esto y serás felíz el resto de tu vida”.

Hay miles de caminos que otros te mostrarán, pero aquello a lo que vas a dedicar tu vida debes decidirlo tú para que te permita ser felíz a ratos y te permita vivir en unos límites aceptables de satisfacción permanente.

4.- Observa. Analiza. Escucha. Decide.

No te obsesiones con los postgrados, los másteres y demás que retrasan la entrada en el mercado laboral. Existe otro término, hermano de la especialización, que se llama enfoque. Obsesiónate con algo y ya hablaremos de especialización…

Es preciso tener la formación académica necesaria, pero tampoco te pases la vida en ella; lo interesante es practicar, trabajar cada día un poco en eso que te gusta, eso es estar enfocado.

5.- Ve a contracorriente. Sigue a tu instinto.

Si hace falta, siempre lo digo: trata de tener tu propio estilo de vida y pasa de modas. Eso te acercará a la felicidad. A tu felicidad.

Especialízate tanto como tú quieras, y no te dejes llevar por las tendencias, las corrientes o las modas. Pero sobre todo, recuerda que lo que va a hacer que destaques, lo que te permitirá conectar con las personas a las que desees ayudar, eres tú con tu actitud. Para ello, nada mejor que hacerlo a tu manera.

BONUS.

Esto es lo que yo tengo que decirte, mi mensaje para ti. Va dirigido a la persona que hay detrás del profesional. La que lo sustenta, la que permitirá que el profesional destaque, o no.

De áreas, sectores, mercado, tendencias y demás, aunque conozco, no hablo; mi especialidad son las personas humanas.

Etiquetas: , , ,
María Carmen Carayol García

María Carmen Carayol García

Abogada. También de oficio. Embajadora de marca y creadora de contenido en beBee. Autora de El Pasante. Mi vida es mía.

Un comentario sobre “Abogados especialistas: el talento es el mayor activo

  • el 19 septiembre, 2018 a las 22:15
    Permalink

    Me alegra encontrar esas actitudes. Llenan un vacío y son de agradecer. Estoy totalmente de acuerdo. Gracias.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *